Hikari, Humana a más no poder.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hikari, Humana a más no poder.

Mensaje  Invitado el Sáb Ene 08, 2011 8:53 pm

NOMBRE : Hikari

RAZA: Humana, de las más simples.

EDAD: 16 años. Puede variar pues puede comportarse tanto como si tuviese 12, como si tuviese 25.

SEXO: Femenino

DESCRIPCIÓN FÍSICA: Hikari es una chica alta, delgada y fibrosa. Es atlética, y su cuerpo lo demuestra. No hay un sólo gramo de tejido corporal que no esté donde deba estar aunque no marque músculos. Su pelo es largo, extremadamente largo y liso (se ondula ligeramente cuando lo tiene mojado), con un flequillo también largo (hasta la altura del mentón) de color ceniza. Su barriga es plana, y le gusta vestir corsés y ropa que le quede ajustada, mostrando su escote. Tiene unos labios finos, una nariz pequeña y mejillas ligeramente sonrojadas. Sus ojos son normales, ni demasiado grandes, ni demasiado pequeños, de color marrón en el centro, y con un circulo verde en el exterior. Acostumbra llevarlos bien delineados, pues está muy orgullosa de ellos.
Su vestuario se compone casi exclusivamente de ropa negra, violeta y combinaciones de negro y plateado. No suele llevar pantalones, prefiere faldas de tull (negras, cómo no) o faldas ajustadas vaqueras. Luce también una delicada pulsera de pinchos en su muñeca derecha que no deja que nadie toque bajo pena de muerte. A parte de esa pulsera, lo único que adorna su muñeca es una goma del pelo negra y fina. Al cuello lleva un collar ajustado de pinchos y un collar de cuero con un colgante e forma de hacha de doble filo.

FOTO: Hikari, su corsé preferido, su collar, y querido colgante de hacha .

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA: Es una chica ligeramente desconfiada con todo lo que es nuevo, pero si ve que alguien merece la pena, suele coger confianza muy rápidamente. A veces comete el error de callarse cosas que debería decir, o decir cosas que se debería quedar para si misma, ocasionándole a veces conflictos por lo que dice. Tiene miedo al compromiso y a hacer daño a sus amigos, pero no tiene ningún problema en hacer sufrir a los que le traicionan. Por lo demás, adora el silencio y no soporta a aquellos que hablan sin decir nada.

HABILIDADES: Se le da muy bien escuchar a otros y dar consejos, aunque éstos solo te puedan servir si consigues entender a qué se refiere. Sabe cuando alguien está mal o deprimida, y sabe manejar muy bien su arma, el hacha de doble filo (concretamente, esta ), cosa que se debe a su gran agilidad, y en cambio es ridículamente penosa con cualquier otro arma. Gracias a un querido amigo suyo, aprendió algunas nociones básicas de Artes marciales mixtas (MMA Very Happy) y sabe cómo dejar inconsciente a los que la molestan (sin pasarse, sus “víctimas” recobran el conocimiento muy rápidamente, y siempre anda con cuidado de no rompér cuellos por error). Tiene un gran conocimiento en venenos animales.

DEFECTOS: Miedo al compromiso, a defraudar a sus amigos, cuando se pone nerviosa es muy impulsiva y agresiva. Tiene vértigo.

AFICIONES: Leer en silencio, aprender, preparar remedios contra los venenos del reino animal, conversar, jugar al ajedrez o cualquier juego que requiera pensar con detenimiento.

COSAS QUE ODIAS: La altura, aquellas personas que aparentan saber más de lo que saben ("Si eres listo puedes aparentar ser tonto tranquilamente, si eres tonto, hacer lo mismo y aparentar ser listo es ya ligeramente más difícil"), aquellos que le molesten cuando lee, y los magos especializados en ataques a distancia (" Cobardes! Sólo sabeis atacar desde lejos, venid y dejadme admirar el sonido de vuestros cráneos al partirse bajo mi hacha!").

PASADO: Hikari tuvo una infancia de lo más normal. Padres normales (incluso un poco aburridos para su gusto), amigos normales, y nada decía que Hikari no iba a ser normal. No es que tenga poderes, ni nada de eso, pero a la edad de 13 se empezó a interesar por el mundo de las armas y la guerra. A tal llegó su interés, que intentó fabricarse su propia hacha. Lo consiguió, pero era tan inverosímil que una muchachita de 13 la forjase, que se rompió al poco de acabarla. Desde entonces, siempre ahorraba para comprarse mejores armas (y que caro anda el mercado..) y acabó consiguiendo su actual arma a la edad de quince. Fue entonces cuando empezó a hacer amigos “extraños”, a ojos de sus padres, y aprendió con uno de ellos cómo estrangular o dislocar hombros, cómo defenderse sin armas y lo más básico para parar puñetazos. Empezó a ausentarse cada vez más de su casa, y acabó emancipándose a la edad de dieciséis, alquilandose con sus ahorros un cuarto de una señora anciana de Nandelt. Nunca se interesó por la magia, ni mostró ansias por ser una elegida de los unicornios, pues sabía que no se le iba a dar bien. Desde su emancipación no ocurrió nada más digno de mención en su vida, y sigue vagando por las calles en busca de algo interesante que le ocupe el día.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.