Dríade, Ayshel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dríade, Ayshel

Mensaje  Invitado el Vie Dic 24, 2010 6:38 pm

NOMBRE :
Ayshel

RAZA:
Feérica

EDAD:
18

SEXO:
Mujer

DESCRIPCIÓN FÍSICA:
Su cuerpo es estilizado, de rasgos suaves y embriagadora belleza, como el de cualquier feérico. La tonalidad verde de su piel se debe a su condición de dríade.Sus ojos de un color verde cristalino tienen una forma oblícua.Podría decirse que lo mas destacable de su rostro son sus labios, pequeños y carnosos. En cuanto a su pelo podría hacerse una similitud con el árbol Sinde que crece en las profundidades del Bosque de Awa y cuya forma de las ramas se asemeja a la lóngitud y fnura del cabello con la peculiaridad de que son irrompibles y pueden cortar casi cualquier cosa.

FOTO:



DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
A pesar de tener una apariencia tranquila y serena en su interior esconde a un ser divertido y bromista, pues su principal pasatiempo es confundir a aquellos viajeros que se adentrar en el bosque de Awa con al intención de cruzarlo, ya sea distrayéndolos provocando tenebrosos y molestos ruidos con los árboles o haciendo que la vegetación crezca al paso de estos viajeros para hacerles el camino un poco más tedioso. Como cualquier feérico respeta la naturaleza y ésto puede hacer que su faceta divertida y bromista pueda transformarla en un ser sumamente colérico, si alguien osa dañar algun elemento del bosque. Como toda las mujeres de su raza posee la habilidad de enamorar a los hombres, habilidad que usa a placer como otro de sus divertimentos, ya que le encanta manipular para conseguir aquello que quiere.Es sumamente astuta y no suele confiar en nadie.
A diferencia de su raza no se caracteriza por ser pacífica y por el deseo de querer vivir en paz. Le gusta vivir en soledad y en los lugares más alejados y de dificil acceso de un bosque. Es sumamente curiosa.

HABILIDADES:
Al ser una dríade posee la habilidad de morar en los árboles, a los que esta especialmente unida, no sólo eso sino que también esta hermanada al árbol que había en el lugar en que ella nació.
Su piel desprende un aroma embriagador que atrae y enamora a los hombres, habilidad que usa como divertimento.
Conoce toda la fauna habida y por haber en Idhún por lo que sabe utilizarla para la curación o la fabricación de armas.
Es capaz de hacer crecer vida en cualquier sitio e incluso convertir a pequeños animales en plantas, aunque sabe que si se lo propone podrá llegar a convertir en plantas seres más grandes.
Es capaz de ver la energía de los seres en forma de aura, como cualquier feérico.

DEFECTOS:
Debido a su personalidad bromista y divertida puede ser un tanto un tanto infantil, de ahí que de vez en cuando le den rabietas de niña pequeña, las cuales son un tanto peligrosas porque tiende a jugar con la naturaleza, aparte de eso es un tanto cabezota.

AFICIONES:
Entre sus principales divertimentos estan jugar con todo aquel viajero que entre al bosque donde ella mora en aquel momento y distraerlo y enloquecerlo hasta que pierde la orientación de su camino. También encuentra un grato divertimento en la seducción y conquista de los hombres, lo cual califica como un juego. Aparte de ello le encanta inventar los más estrambóticos aparatos con los utiles que le proporciona la naturaleza, aparte de construir las armas y ropas que ella utiliza.

COSAS QUE ODIAS:
Por encima de todas las cosas ella odia que se dañe cualquier elemento del bosque y no dudará en hacer que se pague tal agravio.
Odia a la gente seria y que sigue lo que esta establecido ya que a ella no le va mucho aquel asunto.

PASADO:
Han pasado veinticinco años tras la batalla acontecida en el Bosque de Awa, tras la cual dicho paraje quedo practicamente desolado y destruido, de hecho Ayshel fue una de las primeras feéricas de la nueva generación que nacio tras dicha batalla, cuando el bosque volvía a representar la magnificencia de antaño.
Hija de una dríade y un silfo, Ayshel nacio bajo las enseñanzas de la diosa Wina, es decir, criada en la naturaleza, aprendiendo el respeto y devoción por ésta.
En todos sus años de vida no ha conocido otro lugar de Idhún que no sea el Bosque de Awa o sus proximidades.
Debido a su personalidad curiosa Ayshel procuro aprender y averiguar todo cuanto pudo sobre lo que acontecio a la época de la Batalla de Awa y sus antecedentes, aunque le costo averiguar bastantes cosas en lo referente al Séptimo y sus hijos y seguidores, un mundo que a ella le fascina, por ello en secreto y a pesar de ser hija de Wina, adora al Séptimo, ya que entiende como una gratificación que un Dios haya utilizado una encarnación y haya elegido a una feérica para ello.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.