TRAMA- Los caminos se cruzan...

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Sharei el Sáb Jun 01, 2013 4:59 pm

Y sucedió. Kerzer, el ser al que habíamos jurado lealtad nos traicionó. Como si fuéramos meras fuentes de energia nos drenó y dejó a nuestros cuerpos desprovistos de la energia suficiente como para sobrevivir. La muerte me llamaba, pero mi cuerpo y yo nos resistíamos, aferrados a la única cosa que parecía solida. Como si de una roca en medio de un torrente se tratase, Él aguantaba, aferrándose con garras y dientes a la vida. Imitando su ejemplo, utilicé mis ultimas fuerzas para vivir.

Poco a poco, empecé a oír una música. Era extraña pues carecía de melodía y estaba demasiado llena de ritmos como para identificar siquiera uno de ellos. Aislando los más fuertes, comprendí. Cada célula, cada tejido, cada órgano luchaba por seguir adelante. Cada vez notaba el torrente más débil, hasta que al fin, solo era un tenue hilo.

Abriendo los ojos debajo del casco, comprendí muchas cosas. Todas ellas oscuras, todas ellas ciertas, todas ellas desmoralizantes. Pero yo no era así, siempre me había caracterizado por encontrar lo mejor de cada situación. Y fue justamente lo que hice.

Descargas eléctricas, empezaron a rodear mi cuerpo a intervalos, regenerando las conexiones perdidas y reactivando las propiedades de cada uno de los objetos que me componían y completaban como persona.

Las palabras de los dioses me llegaron a los oídos, pero no al alma, pues ya no me podía considerar una criatura de su seno. Yo mismo me había echo tal y como era, a base de exponerme a experimentos y a múltiples pruebas. Ya no era un feérico hijo de Wina, era... algo más. Algo distinto.

Actuando antes de que nadie se diera cuenta y al unisono con Kvothe rebané el cuello Kerzer. Chorros de sangre salieron del cuerpo del que fuera el recipiente de un dios, ahora muerto y sin vida. Una neblina oscura salia al compás con la sangre, mostrando la verdadera forma del Séptimo dios.

De mi mano izquierda colgaba la cabeza, a la que dediqué una mirada inexpresiva antes de lanzarsela a los dioses. No era su criatura, ya no, pues no formaba parte de su creación. Un pequeño muestro de asentimiento fue lo único que quedo de mi antes de desaparecer por un portal creado por mi cola.

Nada más pasar eso, los okamis que portaban los presentes empezaron a hervir y a cambiar de forma sobre las armas. Espinas se materializaron en torno a ellas y rodearon a su portadores antes de hacer un movimiento hacia atrás y desaparecer. Como resultado, heridas poco profundes pero dolorosas se crearon.


Capacidad mágica total 315
315 - 10 - 30 - 30 - 30 = 215 Cm
Tasa de recuperación de Cm 124,2.
315

Off: Perdon por el post tan soso. A ver si terminamos ya...

Habilidades usadas:

  • Vuelvo a usar el Visor de Combate y uso Regeneración.

  • Proliferación: Contando con la capacidad de autoreplicarse, el Okami se coloca sobre objetos y personas con las que establece un vinculo. Dicho vinculo suele ser mental, pero si es necesario, su naturaleza puede cambiar incluso a algo más letal.

  • Desgarro puede invocar trozos de otros mundos y realidades o incluso abrir portales. Eso es lo que he echo. Mi destino es una base de investigación en Umadhun. Pronto se convertirá en una ciudad (o eso espero).

  • Mi barrera (el Escudo Cinético) sigue activa con la misma Fm (1100) que cuando la activé. Mi fm actual (reducido por Cerrojo de energia) es de 550.

  • Cerrojo de Energía ya tiene tres contadores.





avatar
Sharei
Nigromante
Nigromante

Mensajes : 496
Puntos : 515
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Edad : 21
Localización : Luchando para terminar lo que un día empecé

Datos
Su personaje es: Sharei, El Incierto Original e híbrido de Lince, renegado de todos los dioses, Señor de Umadhun, Líder de las Sombra Nocturnas
Trabaja de: Herrero en Hoja de la Tormenta, Nominador de Eco
Pertenece a: Renegados, Sombras Nocturnas, Arcanistas

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Celiel Dethei el Lun Jun 03, 2013 9:48 pm

Celiel abrió sus grandes ojos y se quedó unos minutos inmóvil. Todo lo que había sucedido y todo lo que acarrearía dicha guerra la hacían tener la sensación de que todo esto solo acababa de empezar, que era únicamente una batalla más de una guerra de dioses que le quedaba muy grande. Y estaba casi segura que no era la única a la que le pasaba. Lanzó un suspiro hacia los cielos, replicando.

Se levantó flaqueando y lentamente echó un vistazo rápido por el lugar. Algunos de los presentes se habían levantado y caminaban en direcciones diversas y otros charlaban entre ellos, pero la mayor parte aún seguían inconscientes en el suelo. Estaba claro lo que habían hecho los dioses. Era cuestión de tiempo que todos los que quedaban en aquel lugar se marcharan por sus propios medios, como pensaba hacer ella. "Son cosas que no comprendo, primero crean una guerrilla estúpida y después nos salvan de las garras de la muerte. Lo que no saben es que los mortales dificilmente sabemos perdonar, y mucho menos olvidar. La venganza será inevitable, pero ellos no se han molestado en pensar en ello", pensó la semiceleste.


-Os habéis tomado demasiadas molestias por esta guerra. ¡Espero que haya valido la pena!- gritó a los vientos sin reparo. Ellos la habían escuchado, podía jurarlo.

Después de ello, se marchó lentamente, flotando como una sombra bajo su capucha, dejando marca del camino con sus características rosas negras cargadas de espinas.
avatar
Celiel Dethei
Ella (única chica en Admin)
Ella (única chica en Admin)

Mensajes : 353
Puntos : 365
Fecha de inscripción : 06/11/2012
Edad : 22
Localización : Bailando un vals con el diablo

Datos
Su personaje es: Semi-celeste.
Trabaja de: Sanadora.
Pertenece a: Sí misma

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Invitado el Lun Jun 03, 2013 11:24 pm

Una atmósfera extraña se había enredado en el aire del valle, otra vez hermoso. La energía se respiraba, calmante, en un ensueño imposible de comprender. Los elegidos seguían en pie, incólumes, compartiendo una mirada que no tenía nada de mortal...

La cabeza segada de Kerzer cayó a los pies de los dioses sin un ruido, manchando de nuevo de sangre la impoluta hierba del valle. El desprecio asomó a los ojos de los elegidos, a una, pero las palabras que quebraron el silencio no tenían ya el cariz de la rabia.

-Se cumplirá vuestra elección... -susurró la voz de los Seis; y el mundo...

...se quebró.

---------------------

Sharei Faedrawolf, antiguo gran señor, sintió que el universo estiraba de él. Luchó automáticamente contra la fuerza que trataba de destruir su rumbo, amenazando con hacerlo perderse en alguna dimensión olvidada. Sin embargo, encontró, sin pensarlo, un nuevo camino... tentadoramente abierto.

Nunca había tenido más prudencia que curiosidad. Probablemente no conociera la prudencia.

Siguió el camino... y el camino se abrió a un mundo nuevo. La luz dio paso a las sombras, y de nuevo a la luz, y los grises de las nubes de tormenta tintaron un cielo distinto. Un vistazo le valió para reconocer el primer mundo perdido de los Seis... Umadhún. Una sonrisa acudió a su rostro al sentir el olor de la tormenta, la electricidad que recorría aquellas duras tierras... Él podía darles forma. Sólo él.

Unos segundos, y aquellos que quisieran seguirlo aparecerían a su lado. Los seguidores del Séptimo, los hijos de las sombras, abarcarían juntos con la mirada aquel nuevo reino... dispuesto a florecer para ellos.

---------------------

La mirada de los Seis se deslizó pesadamente hasta Kvothe, que aguardaba en calma. La sangre de Kerzer se extendía como un manto de rubíes a sus pies. El color del alma de un dragón...

Los elegidos fruncieron el ceño.

-¿Desde cuándo los dragones desafían a sus padres? -susurraron, con un matiz de indignación. Las manos de todos ellos, en una sincronía perfecta, se crisparon en un gesto mortal. Una presión insoportable aferró el corazón de Kvothe, que apenas consiguió luchar para no caer de rodillas. Algo dentro de él se rompía, hilo a hilo, gota a gota, destruyendo lo poco que quedaba de su antiguo ser. La esencia del fuego, las alas que lo habían convertido en príncipe del cielo, todo desaparecía como la última sonrisa que sería capaz de esbozar. El dolor creció, inaguantable, más allá de cualquier agonía humana. Su alma, desgarrada en dos, trataba de escapar de su cuerpo. El dragón rugió, agónico, y cuando la esencia del fuego fue arrancada de cuajo del cuerpo del joven, aquel último rugido permaneció como un fantasma de dolor, un estertor mortal antes del vacío.

La oscuridad era rota paulatinamente por los susurros de los Seis.

"Traidor"

"Dragón roto..."

"Dragón..."


La sensación de pérdida había acudido como una vieja conocida, pero en esta ocasión parecía mucho más de lo que sería capaz de soportar. El dragón nunca se había reconciliado del todo consigo mismo, con él... pero ahora el vacío era demasiado vertiginoso. Tal vez estuviera muerto. No podía seguir vivo después de aquello.

"Traidor..."

"Has elegido tu condena... has escrito tu sentencia con sangre..."


"Traidor"

Pero aquella última palabra, repetida por un eco irreal, no sonó con la voz de los dioses. Kvothe lo supo y trató de reunir a toda prisa los pedazos de su consciencia. Tenía que despertar a tiempo. El rostro ensangrentado de Kerzer se apoderó de sus pensamientos, manando sombras.

"Traidor" aulló "Yo te maldigo, te maldigo con la fuerza de todas mis sombras y de todas las tuyas. Nunca volverás a ser tú, Kvothe. Nunca más saborearás la gloria sin probar la amargura. Nunca volverás a ser enteramente feliz, no mientras yo pueda alcanzarte en el fantasma de las pesadillas. Nunca más, Ceniza... Nunca más...."

Kvothe se despertó, y el aullido de Kerzer se desvaneció con su imagen. A su alrededor, las paredes de la sala del trono de Kerzer, oscuras, le dieron la bienvenida a su prisión eterna. Qué hermosa era la ironía. El joven se tambaleó hasta el trono de hierro, herido con cada paso, y sus dedos rozaron delicadamente el frío metal. Nunca llegó a saber si había derramado lágrimas por aquel dragón destrozado, pero el último rugido de la bestia, antaño dueña del fuego y del cielo, siguió resonando en las paredes huecas, entrelazado con la carcajada cruel del destino, como un sustituto retorcido del silencio.


----------------------





Cuentan que la tierra entre ríos, en el seno de Celestia, fue una vez un campo de batalla de los dioses y sus criaturas.

Cuentan que uno de los traidores de la luz, un dragón de ceniza, fue condenado al encierro eterno en una tumba de silencio. El corazón del que había sido el palacio del elegido de las sombras, ahora una fortaleza cambiante sin raíces fijas, sin rumbo, perdida en las sombras de Idhún.

Cuentan que los Seis dejaron atrás un soplo de su fuerza, y que devolvieron la vida a los que habían luchado con tanto valor en aquella sangrienta y fugaz guerra.

Cuentan que las fuerzas del Séptimo fueron reducidas a la nada, y que el despojo de su sombra fue arrojado a un mundo muerto y estéril, junto con aquellos que lo siguieron en su destierro; y que sólo entonces los Seis se despidieron una vez más de nuestro mundo.

Y cuentan... que la sombra de los dioses no puede morir. Que sólo es cuestión de tiempo. Que los hijos del Séptimo serán fuertes en el exilio.

Y que algún día volverán.







-Fin de la trama-




-Elegidos y secuaces, ya podéis restaros los bonos de stats que habéis tenido en la trama.
-Los seguidores del Séptimo que queráis seguir a Sharei a Umadhún, podéis empezar allí una colonia de maldad y sombras xDD
-Todos los participantes de la trama podéis volver a rolear libremente xD Tal vez se os otorgue una pequeña recompensa por vuestro tiempo dedicado.
-Gracias a todos por participar. Ha sido un honor contar con vosotros (:
-Hasta pronto... y recordad, dentro de poco tendréis más de lo que hablar con los Premios Idhunitas edición 2013 xDD



avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Invitado el Jue Jun 06, 2013 3:26 pm

~ STATS CONSEGUIDOS EN LA TRAMA ~


Ambientación (Bronn): 1 + 1 + 1 (+1 Kerzer) = 4 -> +8 stats
Alderun: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + (+3 amb) = 19 -> +38 stats
Eliwood 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 10 -> +20 stats
Cloud: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 7 -> +14 stats
Lurr: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 13 -> +26 stats
Celiel: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 7 -> +14 stats
Martah: 1 = 1 -> 2 stats
Angelique: 1 = 1 -> 2 stats
Naren: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 5 -> +10 stats
Rannell: 1 + 1 = 2 -> +4 stats
Vannel: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 5 -> +10 stats
Sharei: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 11 -> +22 stats
Kvothe: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 11 -> +22 stats
Yandrak: 1 + 1 + 1 + 1 = 4 -> +8 stats
Zia: 1 = 1 -> +2 stats
Romanzha: 1 = 1 -> +2 stats

Estos son vuestros stats conseguidos en la trama Smile Sumaroslos a los stats de combates y entrenamientos Very Happy
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Eliwood el Jue Jun 06, 2013 5:33 pm

Fueron minutos los que la conciencia dejó de estar dentro de nosotros. Drackass y yo estuvimos por un momento creyendo en mundos más allá de la vida. Pero entendimos una cosa en ése mismo instante, que todo había acabado ya. Entonces, unas voces, al unísono vinieron a través de mi. Volvía a ser Eliwood, sin llamas ni esférico por fin. A duras penas me levanté que una fuerza mayor me atravesó como si de un cuchillo se tratase. Fue un instante de dolor lo que duró, un dolor insoportable, pero tras ese fugaz momento, me invadió una calma y tranquilidad divina. La voz de Aldun fluía de entre mi boca, no lo podía frenar, no podía parar ese torrente de poder que me estaba atravesando. Aunque al principio intenté desistir, la serenidad que me iba invadiendo cada vez me volvía más sereno, y al final desistí. La escena concurría delante de todos los elegidos, como si de una obra de teatro se estuviera promocionando. Las voces, lejanas y atenuadas, llegaban a mí con notas de dolor y desesperanza. Primero Kvothe y luego la sombra, se enzarzaron con el pobre cuerpo de Kerzer, pobre muchacho, él no tenía la culpa de aquello que lo había poseído, sólo fue un títere y ahora pagaba las culpas de su titiritero.

Cuando todo acabó, cuando Kvothe atravesó el portal, cuando la sombra se desvaneció por un portal creado por él mismo, fue entonces que la energía que me había culminado fue desvaneciéndose poco a poco. Se fue casi toda, un poco se quedó en mí, supongo que un recuerdo de todo lo que había ocurrido aquí. Para no olvidar ese día en que los Valles de los Ríos fue testigo del poder de los Dioses. No tardó la gente en hacer correr la voz. Fue entonces que la gente se hizo fuerte, vieron la necesidad de luchar y pudieron acabar con los reinos. Un movimiento colectivo hizo acabar con todas las estructuras que fueron creadas durante la antigua era. Todo símbolo que representaba aquello que había pasado fue destruido o modificado, no se quería volver al pasado. Para que no volviera a ocurrir, los juglares escribieron gestas. De esta forma no se olvidaría la gente de los errores del pasado.

Eliwood giró 360º en torno a él. El valle volvía a ser como antes, volvía a tener su color, su frescor, la caricia del viento en su mejilla. Quedábamos muy pocos ya en lo más hondo del valle. El Eliwood de entonces no sabía aquello que estaba por venir, el creía que todo se había acabado. Pobre iluso...

DEJO POST
avatar
Eliwood
Señora de la Torre
Señora de la Torre

Mensajes : 630
Puntos : 888
Fecha de inscripción : 25/04/2011
Edad : 23
Localización : Puerto Esmeralda

Datos
Su personaje es: Eliwood de Nanetten, noble de Puerto Esmeralda
Trabaja de: Domador de haai
Pertenece a: Fundador de IDHUN y elegido de Aldun

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA- Los caminos se cruzan...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.