Busqueda de la formula del oro ~Trabajo~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Busqueda de la formula del oro ~Trabajo~

Mensaje  Lurr el Mar Mar 05, 2013 10:00 pm

Off: TERMINADO

On:

Tras varias horas había conseguido entrar en el templo del séptimo, hacia tiempo que no venia y no me acordaba del camino, era uno de los pocos seguidores de este gran dios y por eso pocos sabían el camino al templo del séptimo, y seria un lugar bien tranquilo para conseguir la formula que todos los alquimistas buscábamos, había ido solo sin ningún tipo de ayudante, el camino al templo debía seguir siendo un secreto y así seguiría siendo, al final entre por la puerta del templo, con la mirada busque acceso a una de las habitaciones privadas me acerque a una tranquilamente, la puerta se abrió al llegar el, abierta por un Szish ayudante de los sacerdotes y se alejo al ver la presencia de un nigromante y alquimista, entre tranquilamente en la habitación y la mire, había unas banderas colgando con el numero siete, mesas por los alrededores y productos de alquimia, todo estaba preparado según como pedí, nadie me molestaría si no lo pedía, me acerque a una mesa de alquimista y ante un susurro de palabras dos antorchas se prendieron con llamas azules, cogí un frasco de Oxido de espada y la mezcle con Sangre de Shek y tierra de tumba, luego lo coloque sobre la mesa, me acerque un libro, según otros alquimistas esto era un intento fallido, pero tal vez...me acerque a una estantería y busque con la mirada, acto seguido cogí un frasco con la etiqueta de: Sangre de Unicornio, luego lo acerque al frasco de Oxido de Espada y eche una gota, el liquido era burbujeante y echaba algo de humo, volví a dejar el frasco correspondiente en su lugar y de mientras cogí un vaso, lo deposite en la mesa y echo varias gotas de esos dos líquidos, al juntarse un humo rojo salio del vaso, pero no se evaporo del todo, cogí una piedra y la eche al agua, lentamente la piedra se empezó a disolver y el liquido se expansiono destrozando el vaso, mire el destrozo y susurre unas palabras, el liquido sin mas desapareció, suspire agotado y saque una manzana de una bolsa, la di varios mordiscos antes de guardarla, entonces me acerque a un tarro de miel, lo agarre y con otra mano agarre otros viales, ingredientes y demás, las acerque todo como pude a la mesa, donde lentamente y con esfuerzo encendí un fuego, cogí un frasco vació donde eche un poco de miel que estaba liquido, agarre un poco de sangre de Szish mezclada con sangre de feerico donde eche en el frasco un pequeño chorro, el liquido de un color ámbar se empezó a cambiar a un color negruzco, cogí de una bolsita trozos de madera trituradas y la eche en el liquido, lentamente me fije como se sumergían, cogí el frasco y tape con una mano la zona de salida, luego lo agite para revolver el liquido, lo coloque en el fuego durante unos cinco minutos, luego el frasco fue agarrado y echado a un vaso de madera, el liquido burbujeaba, pero todavía no estaba listo el liquido, volví a coger otro frasco donde eche agua, nieve y tierra, luego acto seguido lo calenté unos cinco minutos y lo eche en el liquido, tal vez esto pudiera parecer ridículo, pero hay que empezar por lo bajo y alguna gente pasa directamente de empezar por lo bajo, ¿y si encontraba un pequeño avance que los otros pensarían que de este modo nunca harían un avance? claramente a cualquiera que lo viese pensaría que estaba haciendo el ridículo y el tonto, que seria un falso alquimista o cualquier cosa, por suerte nadie le molestaría a no ser que el necesitase alguna cosa en especial, al juntarse el liquido empezó a solidificarse rápidamente, el color negro tenia unas vetas rojas y de color ámbar que parecían las venas de ese liquido solidificado, lo deposite sobre el fuego y me aleje, iba siendo hora de coger algo de aire fresco, estar cerca de tantos productos no era muy bueno, así que salí de la habitación, di una bocanada del aire puro y fresco que había en el templo, me acerque al comedor de los acólitos, que estaba algo vació y me cogí dos manzanas a las que empece a comer, los Szish del lugar me miraban con respeto ¿por que? por que muy pocas veces se veían nigromantes por el lugar, ¿cuando habrían visto a un nigromante? ¿hace tres meses? ¿un año? ¿desde hace varios años? a saber, acto seguido me levante y me acerque a un grupo de Szish que estaban afilando sus armas, eran los guardias de este templo: ¿como va todo por el lugar? ¿los acólitos no os dan problemas no? ¿Problemassss? jaja....buen chissste, essstosss no dan ningún problema, y sssi lo hiciesen no tardarían en morir. me acerque y le susurre al "oído": Si lo quieres hacer yo no diría nada.... los otros Szish me escucharon y nos reímos juntos, los acólitos se removieron algo inquietos, no habían oído el chiste o eso creo pero lo mas seguro es que se imaginaban algo malo, total ¿De que se pueden reír un nigromante y un grupo de Szish?, mas me levante tranquilamente y me aleje del salón, iba a volver a trabajar en el estudio, mientras iba empece a susurrar una vieja canción: La muerte acecha en los pasillos de templos abandonados, las ruinas de ciudades antiguas te esperan mas las joyas de reyes caídos descansan en salones con el olor de los malditos, los que antiguamente paseaban por esas calles abandonadas se despiertan al oír tus pasos, pasos de vivos que hace tiempo que no están por el lugar, tu interrumpes su descanso eterno, fastidias y les das un gran dolor al verte vivo, ¿que harán? ¿que harán? matarte, pues su único consuelo es, tu te unirás a ellos mas la muerte te arropara en la oscuridad y el olvido eterno, descansa, descansa, pero al final te levantaras al escuchar mi suave y dulce llamada... deje de cantar al estar ya dentro de donde trabajaba, me acerque al recipiente que ya debía estar en un estado liquido y así era, empece a dividir el liquido entre tres copas a las que mezcle con otros ingredientes, el primer frasco tenia trozos de tierra, un trozo de hierro y una pepita de oro todo machacado y echado, para acto seguido ser revuelto, el segundo frasco tenia otros líquidos, agua, liquido de feerico (meada), y alguna cosa mas que no diré, aunque el olor era putrefacto y nauseabundo, pero hay cosas peores y pude soportarlo, claramente abrí la puerta para que ventilase por así acaso estaba empezando a viciarse la zona con olores tóxicos, ¿que tenia el tercer frasco? me temo que no lo diré, aunque tenia mas esperanzas de ese tercer frasco, cogí un metal de varios que tenia en un cajoncito que hay en la mesa, lo sumergí en el liquido del primer frasco, mas no ocurrió nada, lo volví a intentar en el segundo frasco y el metal reacciono como si se estuviese congelando y mis dedos lo notaban, lo saque y lo guarde en otro cajoncito de la mesa, cogí otro metal y lo probé en el tercero, el metal empezó a enmohecerse, Si, le salia eso verde que suele salir en los arboles a veces y en otros lados donde la humedad esta, lo saque rápidamente del liquido y lo guarde en el mismo cajón del metal enfriado, con gesto pensativo cogí un cuarto frasco y derrame los tres líquidos en el cuarto frasco, mas antes de empezar a mezclar perfectamente la pócima volví a intentar entonar otra cancioncita para quitarme este aburrimiento: Las sombras se mueven, ¿quien las mueve? ¿quien osa intentar mover las sombras? que son el dominio de los nigromantes, ¿quien sera? El tititero vuelve a jugar con vuestras mentes mas el con su mente infantil y su lengua afilada como una daga os mira como los juguetes de Irial, ¿que somos para el? juguetes somos, bailamos a su son, nosotros no somos nada mas el a veces con un retazo de bondad nos medio suelta pero su crueldad no tiene limites pues el con el martillo nos golpea como si fuéramos el yunque, sella nuestro destino y cuando el se cansa de nosotros corta el hilo que nos une a la vida. luego empece a mezclar el frasco con cuidado, mas al final unas leves burbujas empezaron a salir, pero mi sorpresa fue otra al ver que el liquido tenia una especie de color plateado, tal vez esto fuese una buena señal, aunque lo dudase en el fondo, ¿cuantos pudieron estar cerca y cometer un fallo mínimo y así haber fallado con todo? si, hubo algunos avances, pero tan menores....El mas mínimo error podría llevarte a un error fatal y alejarte mas de la formula, o tal vez estabas tan cerca y cometiste un fallo para no llegar y no enterarte del fallo, pero decidí probar suerte con otro trozo de hierro, no paso nada, pero tal vez esto fuese bueno, así que sin mas lo apunte en mi libreta los procesos que hice para llegar a esto, y luego lo volví a intentar con el mismo proceso, y mirándolo pensativo empece a mezclar otras sustancias, a los que agite, revolví, congele, calenté, les pase a cada uno de los estados hasta volver a hacerlos líquidos, y a los que acto seguido eche en el otro liquido, lentamente ese color plateado característico empezó a volverse un color verdoso, fruncí el ceño, iba a empezar a buscar hierro por alguna caja cuando la puerta se abrió y tres Szish entraron con cuatro cajas, y justo me acorde, había pedido un gran numero de ingredientes para la investigación, sonreí ligeramente y les asentí, hice un gesto para que esperasen y me acerque a hablarles: Bien hecho jóvenes serpientes, seguir así y a lo mejor os doy una pequeña paga....ahora volver a vuestras habitaciones, por ahora no quiero que nadie mas me moleste, bueno esperar, que dos de vosotros se queden a vigilar en la puerta ¿entendido? Ssssiii mi ssseñor, me gire haciendo revolotear la capa y saque otro trozo de hierro al que moje en el liquido verdoso, lentamente el metal empezó a coger un color azulado, di un gruñido de insatisfacción y lo tire a un lado, mientras cogía la pócima y lo lanzaba hacia una pared, el liquido al chocar contra la pared empezó a volverse de un color azulado también, llame a los Szish que entraron asustados al escuchar mi tono y señale a la pared: ¡¡Limpiar ese estropicio ahora mismo, escoria!! sisearon molestos y uno salio y volvió con un cubo de agua y mojo el trapo y empezó a limpiar el estropicio, el otro recogió los cristales rotos y ayudo a su compañero a limpiar, estuvieron unos veinte minutos limpiando el estropicio, se giraron y cerraron la puerta, quedando en el lugar y esperando, hice un gesto para que viniesen y con voz cansada dije: Ir a descansar, yo iré al comedor a tomar algo, pero dentro de quince minutos quiero a otros dos acólitos o Szish en el lugar, ¿entendido? Ssssi, lo tenemossss claro mi sssseñor se giraron y se fueron, yo fui ordenando las cajas, apunte una serie de cosas, probé otros experimentos que resultaron fallar, pero esto era así, algunas veces te acercas y otras fallas... después de unas horas salí por la puerta y vi a los dos Szishs en el lugar, hice un leve gesto de saludo y me fui al comedor, estaba vació, mire al cielo y vi la hora que era gracias a la posición del sol, iban a dar los últimos rezos al séptimo antes de ir a descansar, algo que estaba bien, pues así mantendrían su fe en alza, a pesar de las múltiples derrotadas, todos sabíamos en el fondo que el séptimo al final ganara, casi siempre se adelantaba a los acontecimientos que hacen los otros seis dioses, falsas entidades, llegue a un jardín donde paseaban algunos acólitos, respire hondo y me acerque a unos arbustos al que arranque unas cuantas hojas, al tocarlas se empezaron a marchitar y lentamente solo quedo polvo en su mano, lo metió en una bolsita de su cinturón y se giro y empujando a un acólito que se cruzo en su camino se dirigió otra vez hacia la sala donde trabajaba, abrí la puerta lentamente y me senté en una silla mientras iba mirando los objetos que tenia a mano, estaba a punto de terminar, este seria su ultimo trabajo por ahora, me acerque a la mesa de madera maciza, sacando un frasco de un cajón empece a mezclar ingredientes que cogí y que andan por las estanterías, lentamente el liquido que antes era de un color blancucho empezó a tornarse de un color negro puro y salían burbujas del liquido, lo mire con curiosidad y también con algo de asco ¿Que coño era este tipo de liquido? igualmente lo apunto en su libreta de anotaciones y sin mas saco una daga de su cinturón, algo en mi interior me pedía que lo mojase en el liquido para ver que ocupaba y mi mente lo quería analizar, mas mi corazón quería algo de emoción, eran tres cosas contra la sensatez y sin mas moje la daga en el liquido, el liquido empezó a rodear la daga, se escuchaba una especie de silbido, intente sacar la daga y no pude, el liquido parecía "aferrar" el arma, retire la mano y mire como la daga lentamente era tragada por el liquido, y me quede extrañado, pero no podía dejar a esta cosa o lo que fuese aquí, lo cogí y sin mas evapore el liquido, ya había terminado mi tiempo aquí, no había conseguido nada así que me fui del lugar, dejando el templo, desapareciendo sin mas....
avatar
Lurr
Héroe
Héroe

Mensajes : 1342
Puntos : 28
Fecha de inscripción : 22/12/2011
Edad : 20
Localización : Detras tuya.

Datos
Su personaje es: Humano y nigromante.
Trabaja de: Maestro de la torre de magia y director de la torre oscura
Pertenece a: LOO: La Orden Oscura

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.