Contando luciérnagas...

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Mar Nov 20, 2012 11:25 pm

Off: Vale, esperemos a Night :3

On:

"Tal vez haya sido mala idea" llegué a pensar, antes de recobrar la cordura. En el fondo, ¿qué más me daba? Lo único que quería era salir a buscar algo emocionante, y Kronos parecía llevar a cuestas una historia bastante emocionante... Apreté los labios en una fina línea, mientras dirigía mis pasos tras los suyos, a través del bosque silencioso. Si tenía que decirle lo que quería oír para poder ser parte de su historia, que así fuera. Le hablaría de la maldad de las sombras, de las leyendas que había oído de niño, de que debía huir y volverse fuerte, derrotar a la sombra y destrozarla para siempre.
Pero, hondo, entre los latidos palpitantes de mi pecho, la naturaleza de la sombra estaba rodeada de profunda admiración. Repetí para mí mismo, una vez más, las palabras de Kronos, y recordé el brillo de rechazo y miedo en sus ojos cuando nombraba a la Sombra.
Un poder oscuro, indestructible. El poder de las noches de luna llena, de los cuartos cerrados y del fuego antes del amanecer: las sombras más oscuras. El interior de una montaña de roca, con la oscuridad rodeando los susurros de las hadas... Mi infancia, mi muerte en vida, mi único y verdadero origen.
Ellas me habían hablado de las sombras. Me habían prevenido contra ellas, pero también me habían enseñado a venerarlas.
La Sombra era un arma.
Mis pensamientos se interrumpieron de repente cuando una voz extraña me sobresaltó; choqué contra el tronco de un árbol y caí de espaldas al suelo. Cuando conseguí ponerme de pie, me encontré con un extraño. Hablaba con Kronos, y no parecía haberme visto hasta que caí al suelo. Dibujé una amplia sonrisa y dejé de lado mis pensamientos.
-Night Baker -dije, tendiéndole la mano. Sus palabras me habían llamado la atención-. ¿Sabes algo de... lo suyo? Porque realmente necesitaríamos ayuda -señalé a Kronos, encogiéndome de hombros.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Miér Nov 21, 2012 12:37 am

Kronos también cayó al suelo por el choque con aquel desconocido. Levantó la mirada para observarle mejor. Tenía rasgos féericos, sin duda (su cabello aceitunado le delataba) pero estaba claro que en sus venas no corría sangre pura. Un mestizo, sí.
Sus ojos negros se posaron en seguida sobre el estómago de Kronos, y este se percató, con horror, de que su camisa se le había subido por la caída, dejando al descubierto sus horribles estigmas. Se apresuró a taparlos, pero ya era tarde.
No obstante, sus ojos se abrieron por la sorpresa cuando el desconocido fue acertando uno a uno aquellos detalles sobre su pasado. Como si con sólo mirar a Kronos estuviera leyendo en un libro abierto. "Sabe algo... Este chico sabe algo sobre las Sombras..." pensó, y una sensación de esperanza le embargó repentinamente, haciendo estremecer su corazón.
Iba a decir algo cuando Night salió de entre la maleza y se le adelantó, presentándose por su cuenta. Kronos le lanzó una mirada de desprecio (todavía estaba algo molesto con él, y se preguntó porque todavía no se había cansado de seguirle) pero se apresuró a levantarse del suelo. Si aquel mestizo podía ayudarle, no le convenía parecer maleducado.
- Yo soy Kronos- se adelantó el silfo, tratando de dejar a Night en un segundo plano. Miraba al recién conocido con los ojos muy abiertos, todavía sin creerse que tal vez ante él estuviese la solución a todos sus problemas. Sus palabras salieron atropelladamente de su boca cuando trató de hablar- ¿Sa... Sabes algo de la Sombra? ¿Y como supiste que estas marcas... me las hizo la Roca Maldita? ¿Acaso eres un mago? ¿Sabes como librarme de esta Sombra? ¿Es al menos posible? ¿Se puede...?
Se interrumpió para coger aire y trató de tranquilizarse. Seguramente con tanta pregunta le estaría poniendo nervioso, y aquello no le convenía, si lo que quería era ganar su confianza. Bajó la mirada, en señal de arrepentimiento, y dijo en un susurro:
- Perdón. Siento mi ímpetu... Estoy algo desesperado, ¿sabes? Ha sido muy... duro... para mí...
No pudo evitar que una pequeña lagrima recorriera su mejilla.



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Miér Nov 21, 2012 5:45 pm

Mire mejor al pequeño silfo, la verdad es que me recordaba un poco a mi de pequeño, pero sus ojos reflejaban una gran tristeza y miedo, iba a decir algo más cuando apareció de la nada una figura alta y esbelta, un feerico con una macabra sonrisa en los labios y unas extrañas marcas en la comisura de la boca, y ... ¡¡¡El pelo rosa!!! La verdadera que era bastante mono y esa apariencia tan siniestra tenía algo que ... tenia algo!!! dejemoslo así.
Me levanté y me sacudí las hojas de la camisa y le estreché la mano al tal Night -Vannel Laehii, encantado- le sonreí -Encantado de conocerte a ti también Kronos- Le revolví el pelo a Kronos cariñosamente y empezó a preguntar cosas sobre Las sombras y de como sabía lo de sus marcas, me senté junto a Kronos, me desabroche la camisa y le mostré mi hombro -Te resulta familiar esta cicatriz- le mostré una cicatriz en mi hombro idéntica a las suyas pero un poco más grande y un poco menos profunda. Volví a abrocharme la camisa y me descolgué la mochila que llebaba colgada el hombro -Y en cuanto a lo de como se tantas cosas de las sombras es por que tuve un magnífico profesor en la torre de Kazlunn que me ayudo con mi propia sombra- me agarre uno de los colgantes que llevaba al cuello, una cadena de plata con una lágrima de un material grisáceo casi negruzco -Es un protector oscuro, sirve para retener las sombras que anidan en el alma- abrí la bolsa y metí la mano, no encontré lo que buscaba y metí el brazo entero, saque un enorme libro de tapa gris -Es una bolsa de cuatro dimensiones, podría guardar una casa entera- comente ante la expresión de sorpresa de mis acompañantes, empece a hojear al libro y me detuve en una de las páginas y se la mostré a los dos, la página contenía la imagen de una de las sombras descritas en el libro -Esto es un libro gris, uno de los pocos libros de todo Idhun donde se describen todas las sombras conocidas hasta el momento, y esta creo que es la tuya, ya que es la única que tiene la capacidad de robar sombras- les mostré el dibujo de una masa oscura, como una nube de humo, pero totalmente negra -Sombra del olvido, así es como se llama, es raro que una de estas te persiga, la última vez que una de estas poseyó a alguien ese alguien fue un archimago muy poderoso, estas sombras se caracterizan por habitar en cuerpos y consumirlos para apoderarse de sus poderes, y después de eso, la sombra consume totalmente su cuerpo y lo hace desaparecer, como si nunca hubiera existido, a si que, si esa sombra te persigue a ti será por que eres alguien especial, pequeño- le revolví el pelo cariñosamente a Kronos de nuevo y guarde el libro en la bolsa -Pero para asegurarme de que esa sombra es la tuya necesitare verla, verla de cerca-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Miér Nov 21, 2012 10:21 pm

Vannel, ¿eh? Le devolví la sonrisa, sin poder evitar fijarme en sus rasgos vagamente feéricos; como decía mi padre, la sangre llama a la sangre... y la savia a la savia. No era extraño que los tres nos hubiéramos encontrado en el interior del bosque. Sin embargo, Vannel era mestizo, y me asaltó la curiosidad sobre sus raíces. ¿Venía de lejos? ¿Cuál sería su historia?
Cuando quise salir de mis pensamientos, me di cuenta de que seguía mirándolo, y levanté la vista al cielo con la esperanza de no empeorar más la primera impresión.
Vannel sabía de magia. Aquello me arrancó otra sonrisa; me fascinaba la magia. Escuché atentamente su explicación, a la vez que miraba a Kronos de hito en hito. Sabía que estaba enfadado conmigo, pero mi propia indignación se había esfumado ya, y me daba cuenta de que no me gustaba la situación. Supuse que se le pasaría con algo de tiempo; al fin y al cabo, mi lengua ya me había jugado muchas malas pasadas. Hablaba rápido y mis palabras no eran precisamente cuidadosas. Y, aunque yo no lo considerara un niño, seguía siendo muy joven.
Terminé mirando a una mariposa que revoloteaba sobre la hierba. Ambos estaban inmersos en aquella historia. Los unía la huella de las sombras que habían anidado en su interior, y el mismo viaje, la misma búsqueda. Pero era una búsqueda de la que me sentía totalmente excluido. Tal vez mi presencia fuera un estorbo en lugar de una ayuda y, tal como estaban las cosas, Kronos no dudaría en dejarme atrás.
Parecía que la búsqueda de la emoción no era mi mejor cruzada.
-...verla de cerca.
Las últimas palabras de Vannel me aceleraron el pulso, y levanté la vista con violencia, tratando de ocultar mi agitación.
-Si tenemos que ir a por la sombra, contad conmigo. Puedo intentar... -me apresuré a decir, y después me mordí la lengua. ¿Cuánto quería contarles? Eran casi extraños.- Puedo... -Cerré los ojos, suspirando por dentro. No dejaría escapar la oportunidad de acercarme a la sombra, ni la de saber cómo terminaría la historia de Kronos. Descubrí que quería ayudarle. Bien valía hablarles de lo poco que yo podía aportar a la historia- Puedo intentar atraerla... Aunque no sea de noche. Cuando estaba... -volví a morderme la lengua. ¡Imbécil! Había estado a punto de decir "cuando estaba muerto"- ...encerrado, de muy joven, las hadas de la zona de bosque donde vivía me mantuvieron despierto... vivo. Me hablaban todo el tiempo, y me enseñaron muchas cosas que nadie más podría enseñar.
Cogí aire.
-Me enseñaron a hablar como ellas. Podían hablar con el ambiente, con el aire, con el agua... Pero todo lo que había a mi alrededor era oscuridad, en el interior de la roca. Aprendí a llamarla, a... invocarla, pero esa no es la palabra. No puedo explicarlo. Tal vez, si intento crear esa oscuridad aquí, la Sombra se acerque también. No estoy seguro... -acabé con un ademán abatido- Pero si hace falta un cebo, puede ser ese. Puedo ser yo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Sáb Nov 24, 2012 1:50 am

Kronos desvió la mirada, incómodo, cuando Night comenzó a hablar. Por el momento no tenía ganas de oír sus palabras. Ahora había encontrado a alguien que realmente le sería de utilidad. ¿Para que seguir escuchando sus absurdos planes?
Se distanció un poco de los dos féericos para hojear el libro que le había prestado Vannel. Libro gris, lo había llamado. Lógicamente, porque sus tapas eran grises. Un nombre realmente original.
Comenzó a pasar páginas al azar. El libro estaba lleno de descripciones y gran cantidad de informacion sobre las Sombras y otros espectros oscuros de la naturaleza. Todo además detallado con imágenes y dibujos de cada una de aquellas criaturas. Si es que se podían llamar de ese modo. ¿Acaso eran seres vivos? Cuerpo al parecer no tenían, pero ¿y algo que se pudiera considerar "vida"? No obstante, de alguna forma poseían inteligencia, sin duda. Aquella Sombra que invadía el cuerpo de Kronos podía manejarle como una marioneta, usarlo para expresar a traves de su boca todos sus pensamientos... todas sus maldades. Tal vez aquel libro pudiera aclararle alguno de aquellos asuntos...
Retrocedió páginas y páginas hasta dar con la introducción, un pequeño párrafo previo a la enorme clasificación de Sombras que ofrecía aquel libro.
"Son muchas las siniestras criaturas que poblan nuestro mundo, seres de pesadilla, monstruos terroríficos y peligrosos, pero nada de ello se puede comparar con el poder y el horror que una Sombra llega a albergar en su interior. (...) Seres huidizos y llenos de maldad capaces de habitar cuerpos vivos y apresar su alma, torturar su espíritu y mente hasta que el sujeto se reduce prácticamente a la nada, con el mero objetivo de hacerse con toda su energía vital. Sombras, entes incorpóreos pero de gran complejidad, creados a partir de la maldad, la angustia y la desesperación. Insaciables, pero pacientes, estas criaturas han sido un gran interrogante durante años, pero (...)"
Las palabras de Night sacaron a Kronos de su ensimismamiento en la lectura. Levantó la mirada para observar al féerico. ¿Qué es lo que había dicho? ¿Un cebo? ¿De veras se iban a enfrentar a la Sombra? Y Night estaba dispuesto a arriesgarse... a atraerla... por él. Aún estando enfurruñado con él, sus palabras conmovieron al pequeño silfo en el fondo de su corazón.
- Pero... Pero, ¿qué se supone que vas a hacer exactamente para llamar a la Sombra? - trató de que sus palabras sonaran firmes, evitando delatar el sentimiento de agradecimiento que lo invadía. Aunque también el miedo comenzaba a invadirle con aquella propuesta- Quiero decir... ¿convocar a la oscuridad? ¿Eso...? ¿Y eso no será... peligroso?
Y es que Kronos no pudo evitar imaginarse a si mismo en la oscuridad de la noche, junto a Night Baker, éste con los ojos en blanco como en trance por el mágico ritual mientras decenas, centenares de Sombras acudían a su encuentro y comenzaban a rodearlos, acechándoles y susurrando palabras de odio ancestral mientras se aproximaban lentamente a ellos... Lenta, pero inexorablemente hacia ellos...
Kronos soltó un involuntario gritito de terror.



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Vie Nov 30, 2012 11:30 pm

Off: Mea culpa, mea culpa, mea magna culpa, siento haberme retrasado tanto, pero es que he tenido exámenes (y muchos)

On: Vi como Kronos se acercaba al libro gris y comenzaba a leer la introducción, si, definitivamente me recordaba a mi de pequeño, sonrei, pero la sonrisa se me borro de los labios cuando escuche a Night, ¿un cebo, convocar a la oscuridad? Este chico no sabía de lo que hablaba -¿¡Pero tu sabes lo que estas diciendo!? Convocar a la oscuridad es algo muy complicado y peligroso, y en el caso de que consiguieras atraer a la sombra correrías el gran riesgo de que esta consumiera tu cuerpo, ya que mientras convocas a las sombras eres más vulnerable a ellas, y a demás, si la sombra llegase a consumir tu cuerpo, absorbería tu alma y no la dejaría descansar en paz, y la utilizaría para hacerse más fuerte ya que las almas son su principal fuente de poder.- me gire de golpe, no sabía por que pero temía por la seguridad de aquel muchacho, era como si, hubiera un iman en mi que me atrajera hacia el, no me lo pude imaginar siendo consumido por las sombras, sería demasiado horrible. Escuche hablar a Kronos y me di cuenta de que no es que se llevarán muy bien aquellos dos. Me gire en redondo y volví a mirar a Night, ahí estaba aquella sensación, atracción repulsión, me fije en sus ojos negros y comprendí que estaba decidido a convocar a aquella sombra, suspire -Veo que no vas adar tu brazo a torcer en cuanto a lo de la sombra ¿no?- volví a suspirar, agarre uno de los múltiples colgantes que llevaba en el cuello, en concreto una lágrima de color azul verdoso -Esto es una lágrima de hada, esta imbuida de magia que te protegerá contra la sombra, cuando la lágrima sienta la presencia de la sombra se activara su magia y te cubrirá con una aura mágica que te protejera de su maldad- contemple unos segundos más el colgante, después me acerque a Night y se lo puse en el cuello, estábamos muy cerca, tanto que podía sentir su respiracion, atracción-repulsión-atracción-repulsión otra vez esa sensación, termine de cerrarle el broche del colgante y me separe de el -"Por favor Wina, protegle de que no le pase nada malo"- pensé para mis adentros.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Dom Dic 02, 2012 1:25 pm

Parecía que no podía abrir la boca sin desencadenar una revolución en mi contra. Tan pronto como terminé de explicar lo que tenía en mente, Kronos empezó a hablar con nerviosismo. Le lancé una mirada dolida.
"Sólo intentaba ayudarte a encontrar soluciones. Sigo intentándolo. ¿Por qué lo hago, si tú no me quieres aquí?" pensé, pero me abstuve de decirlo en voz alta. No quería cometer más errores "Ya tienes a un mago que es igual que tú".
Era un pensamiento confuso. Intenté ver la respuesta, pero no terminaba de encontrarla. ¿Me identificaba con Kronos por culpa de mi infancia? Tenía sentido, pero yo no lo sentía cierto, al menos no del todo. Faltaba algo en aquella respuesta.
Vannel reaccionó aún más alterado, pero sus palabras parecían dolorosamente acertadas. Hacía demasiados años desde la última vez que usé la voz de las hadas. Podía salir mal. No sabía si quería morir así. Probablemente no.
-Veo que no vas a dar tu brazo a torcer en cuanto a lo de la sombra ¿no?- Vannel suspiró, y lo vi coger uno de los colgantes que llevaba en el cuello. Cuando lo levantó, vi que se trataba de una lágrima de color azul verdoso -Esto es una lágrima de hada, esta imbuida de magia que te protegerá contra la sombra, cuando la lágrima sienta la presencia de la sombra se activara su magia y te cubrirá con una aura mágica que te protejerá de su maldad.
Contemplé con curiosidad la joya, tan perdido en múltiples pensamientos que no me percaté de que él se acercaba hasta que sentí el frío del colgante contra mi cuello. Levanté los ojos y encontré los suyos, y las viejas palabras de las hadas se me clavaron en la mente como una daga.
Nunca te acerques a nadie. Nunca permitas que se acerquen a ti. Te hará débil, y sufrirás. Y morirás.
Me estremecí involuntariamente, pero tardé demasiado en apartar la vista. Me pregunté qué habría visto él
en mi mirada, pero ya sabía nada de lo que nadaba al fondo de mis ojos podía ser bueno. Intenté imaginarlo. Dolor, hambre y odio ahogándose inexorablemente en miedo...
Los susurros me perseguirían hasta el último día de mi vida.
Y me sorprendió darme cuenta de que ahora me dolía.
Parecía que habían pasado siglos cuando Vannel se apartó, y no me atreví a mirarlo de nuevo.

-Puedo hacerlo de día, pero funcionará mejor de noche. Aun así, si no tenemos ninguna luz, será más difícil ver si la sombra se acerca... o cuántas se acercan. Pero no sé qué las hace más fuertes: la oscuridad total o una luz proyectando más sombras... Tú eres el experto-me dirigí a Vannel, sin llegar a mirarlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Jue Dic 06, 2012 11:53 am

Off: Seguimos esperando a Yandrak??
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Sáb Dic 08, 2012 1:11 am

FDR: Sí, si, yo creo que habría que esperarle, que es mucho majo. (?)

Kronos sacudió la cabeza, tratando de librarse de aquellos oscuros pensamientos de su mente. Aun así, convocar a las Sombras todavía era algo que lo inquietaba. Había visto lo peligrosa que podía ser una sola... ¿y si con el mero hecho de llamarlas, de molestarlas, conseguían volver a todas en su contra?
De todas formas, se dijo, aquellos dos parecían saber de lo que hablaban. Parecían haber tenido experiencias similares (sobre todo Vannel, el recién llegado... Night Baker no estaba muy seguro de cuál había sido realmente su pasado, pero algo en su forma de hablar del tema lo inquietaba) y Kronos se sentía más seguro de lo que había estado en mucho tiempo. "Saben enfrentarse a ellas. Vannel estuvo... ¿qué? ¿poseído? perseguido por una de esas Sombras, y ahora está sano y salvo. Puede que me ayude a superarlo a mi también".
Y luego estaba el colgante. Con solo mirarlo, a Kronos se le había encongido repentinamente el corazon. Y no porque le resultara familiar, sino por la energía que aquella lagrima verdeazul emanaba. Energía féerica, desde luego. Su raza. El poder del bosque, de la bondad de Wina, recogida en aquel trozo de cristal. Y aquello les protegería de la oscuridad.
Algo se apoyó repentinamente sobre su hombro, sobresaltandolo. No tardó mucho en percatarse de que era Pichu, que de un salto se había encaramado a él. Comenzó a acariciarle la mejilla, como tratando de hacer las paces, y el féerico no pudo menos que sonreír.
- ¿Y Pichu? - preguntó de pronto, borrando la sonrisa de su cara- Si hacemos esa invocación, ¿podría ser peligroso para Pichu? No quiero que le pase nada a Pichu...
Sábía que aquello podía parecer rídiculo. Una niñería. Pero Pichu era su amigo. En realidad, el único verdadero amigo que le quedaba, sin contar aquellos dos todavía desconocidos que parecían tratar de ayudarle. Y pensar en perder a su ardilla le horrizaba, al igual que le horrorizó haberla dejado en tierra cuando hizo con Elaguadelvalle aquella visita al Reino Oceánico.
Pensó entonces en su semilla Erworn, en la cúpula protectora que creaba con sus hojas, y que tal vez pudiera servir de utilidad... Si lograba repararla, al menos.



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Dom Dic 09, 2012 10:11 pm

"Ya esta, lo había vuelto a hacer, no sabía que, pero siempre que intentaba acercarme a alguien hacia que esa persona se alejara más de mi" pensé mientras bajaba la cabeza para mirar al suelo dolido. Night había notado la sensación de atracción-repulsión que sentía hacia el, y ni siquiera me miro cuando hablo -Lo siento, lo siento mucho Night- dije en un susurro inaudible, Levante la cabeza, seguía sin mirarme, aparte la vista de el, pero la sensación de atracción-repulsión seguía en mi, cuando me acerque a colocarle el colgante pude ver sus ojos de cerca, no eran negros como nos de los feericos normales, sino verdes, como los brotes nuevos de las hojas, atracción, después cuando bucee en su mirada pude verlo, un enorme e irracional miedo hacia algo, no sabía que, pero ahí estaba, repulsión, pero luego, cuando me separe comprendí a que tenía miedo, y volví a sentir aquella sensación de atracción, por que en mi mirada también existía aquel miedo, miedo al pasado, a lo que nos había pasado tiempo atrás.
Me di cuenta de que le seguía mirando, aparte la vista e intente buscar en mis recuerdos una respuesta a su pregunta -Una sombra no es más fuerte según sí este a la luz o a las sombras, es como luchar contra un Varu, si luchas con un Varu en tierra firme se desenvolverá peor que si lucha bajo el agua, pues las sombras igual, bajo la luz se mueven más torpemente he en la total oscuridad. Uno os preocupéis por no ver de noche fácilmente podría aplicar[os en los ojos un conjuro para ver en la oscuridad hable con tomo serio, con un notable deje de tristeza en mi voz.
Sonreí cuándo Kronos hablo, ese comentario sobre su ardillita demostraba que aún era un niño, a pesar de lo rápido que hubiera tenido que madurar, me senté a su lado y di dos palmaditas en mi pierna, Glaciem se acercó y se subió a mi regazo -No te preocupes por tu mascota, antes de invocar a tu sombra creare una cúpula de protección por su alguna sombra que no tuviese que venir decide atacarnos, bajo mi cúpula de proteccion estaremos a salvo nosotros y las mascotas- le revolví el pelo a Koronos con cariño -Uy, si no os he presentado, Kronos Night, este es mi zorro Glaciem, lo encontré moribundo en un biaje que hice al anillo de hielo, le cure de sus heridas y me cogió tanto cariño que se quedo conmigo- Sonreí mientras me venían a la cabeza los recuerdos de aquel día.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Jue Dic 13, 2012 8:16 pm

-Glaciem, ¿eh? -aquello me sacó una sonrisa. El zorro parecía muy apegado a Vannel, tal como la ardilla Pichu lo estaba a Kronos... el niño tenía miedo por ella. Era normal, supuse. Me encogí de hombros mentalmente. Aquello no podía entenderlo. Nunca había tenido una mascota. Los únicos animales que había conocido eran los del bosque, pero yo había sido uno más. Cuando llovía, ellos se refugiaban y yo me refugiaba. Cuando había fuego, ellos corrían a mi lado. Cuando teníamos sed, todos buscábamos el agua del lago. Nunca había intentado acercarme más a ellos. Cada cual estaba solo en el seno del bosque. Los árboles nos abrazaban a todos por igual-. Es muy... bonito.
Era una opinión bastante pobre. Me reí de mí mismo, sacudiendo la cabeza. Al menos ya estaba más animado.
-Entonces, ¿qué? ¿Estás preparado para enfrentarte al poder de la oscuridad? -miré a Kronos con un asomo de burla en los labios. Al menos podía tratar de aliviar el ambiente, y eso sí que le ayudaría. No sabía si los otros estaban demasiado preocupados, pero yo no lo estaba en absoluto. Más aún... se me seguía acelerando el pulso cuando pensaba en la rapidez y la fuerza de la sombra, en su poder, al que todos los que la conocían habían aprendido a temer. Imaginé que estaba de pie en el centro del bosque, en el centro de la noche. Kronos y Vannel se encogían en posición de alerta, tratando de distinguir las sombras alrededor, y el mago levantaba hilos plateados del aire con palabras que parecían no tener forma. Yo era el corazón del torbellino de sombras que nos rodeaban. La oscuridad acudía a mis palabras, a mi voz susurrante aprendida de las hadas, y de pronto comprendía que podía controlarla...
De repente, levanté la cabeza de golpe, saliendo de mi ensimismamiento. Me di cuenta de que ambos, Kronos y Vannel, me estaban mirando, y carraspeé. ¿Había reflejado mi rostro algo de mis pensamientos?
-Entonces acabemos cuanto antes -ladré, avergonzado. No quería hablar más. Cerré los ojos e inspiré con fuerza, relajé los músculos y me esforcé por olvidar donde estaba.
Nunca llores. Nunca hables. Nunca sonrías.
El recuerdo de la voz de las hadas no tardó en transportarme al pasado, y de pronto no fui más Night Baker, sólo el niño sin nombre escondido dentro de la oscuridad, lo único que había conocido. El niño que nunca había visto su propio rostro, sus manos, que nunca había oído su propia voz más que en aquel extraño idioma.
Nunca sientas. Nunca odies. Nunca ames.
Nada más que la oscuridad...
Sólo susurra.
Y, de repente, ellas tomaron control de mi cuerpo. Su recuerdo tenía más poder que mi propia mente, y la guiaron tal como habían hecho antaño. Llamé a la tieniebla más absoluta, la negrura infinita de la ceguera, del suspiro anterior a la muerte. El miedo me golpeó y el niño sin nombre se estremeció y empezó a temblar. Pero habían pasado los años y había aprendido que el miedo sólo me daba fuerzas. Me hacía diferente. Especial.
Cuando abrí los ojos, sólo vi el bosque antiguo y frío al amanecer, junto a la casa de mi padre.
Después volví a abrirlos, y vi un bosque distinto. El sol mismo se había ensombrecido y todo parecía gris a mi alrededor. Vannel y Kronos estaban allí.
Y podía sentir las sombras.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Mar Dic 18, 2012 8:09 pm

Off: Wow Night, lo de los hilos plateados te quedo muy chulo, ¿te importa que lo huse para una de mis historias??
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Mar Dic 18, 2012 9:28 pm

Off: Por supuesto que no Smile Adelante.
EDIT: Una idea mía que le gusta a alguien. Ce n'est pas posible! :'D
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Miér Dic 19, 2012 5:33 pm

Kronos se había sentado a acariciar a Glaciem, el zorro de Vannel. Por alguna razon aquel contacto lo tranquilizaba. Su alma féerica siempre se había sentido agusto junto a los animales del bosque. Aunque no por eso dejó de alarmarse al oír la última frase de Night.
- ¿Qué? ¿Vamos a hacerlo ahora? ¿Ya? - exclamó el féerico.
Pero ya era tarde. Night tenía ya los ojos cerrados, y un profundo rostro de concentración. Y algo le decía a Kronos que sería mejor no molestarle en aquel momento.
Kronos empezó a respirar aceleradamente. No estaba preparado, no aún. Creía que iban a disponerlo todo con tiempo.... preparar algún plan de emergencia, tal vez, en caso de que las cosas se torcieran... ¡Todo estaba yendo demasiado rápido!
"Pichu" pensó entonces. Y temió por su ardilla mascota. Cualquier cosa podía pasar en aquel luegar unavez comenzado el ritual de Night. Quería ponerla a salvo, por si acaso. Rebuscó rápidamente en su bolsillo y recuperó su semilla Erworn. No estaba en perfectas condiciones. La semilla aparecía cascada en varias secciones, con zarzillos despeluchados saliendo de su interior, como un peluche roto.
No le importó.
Se acuclilló en el suelo e introdujo la semilla en un agujero en la tierra. El proceso no fue tan rápido como en otras ocasiones, pero también sucedió. La semilla germinó y comenzó a crecer, haciendo aparecer un largo tallo de la nada. Cuando alcanzó un par de metros de altura, el tallo se ensanchó, dando lugar a unas frondosas hojas que se abrieron como un paraguas hacia la tierra, formando una cupula vegetal.
Pero muchas de aquellas hojas estaban destrozadas. Como si aquella proteccion se hubiera usado de fuerte en medio de una batalla campal. No era demasiado dificil pasar a través de ellas, salir y entrar de la campana de protección sin nada mas que un ligero rasguño.
- Pensé que esto podría servir... - comenté a Vannel, mientras miraba de reojo a Night, todavía con los ojos cerrados.- Pero mi planta Erworn está rota... ¿Crees que podrías hacer algo con ella? Podríamos proteger a Pichu dentro... y a tu zorro también.
Algo sucedió entonces. Un escalofrío en la espalda. Kronos se giró bruscamente, y descubrió que Night Baker había abierto los ojos. Ya no eran verdes, sino totalmente blancos. Y un halo de oscuridad emanaba de su cuerpo, invisible pero palpable, de alguna forma...
Buscó en su bolsa de viaje su arco de flechas Goi y se puso en tensión, preparado para atacar.
Atacar a las Sombras que acudieran... o a Night, si era necesario llegado el momento.


Última edición por Yandrak el Sáb Dic 22, 2012 8:53 pm, editado 1 vez



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas ...

Mensaje  Invitado el Miér Dic 19, 2012 8:28 pm

Estaba totalmente perplejo con la invocación de Night, no era una invocación corriente, estaba utilizando la magia feerica para llame a las sombras, ni siquiera yo había visto una invocación así en toda mi vida, sólo salí del trance en el que estaba cuando me di cuenta que Kronos había plantado una semilla Erworn que nos empezó a cubrir, pero la cúpula vegetal estaba muy deteriorada y no era difícil salir y entrar de aquela protección feerica, mire a Kronos -Lo siento Kronos, pero tu planta Erworn esta demasiado deteriorada y no serviría, pero no te preocupes, luego te la arreglare-
Concluí con una sonrisa, acaricie el rayo de la planta para que volviera al estado de semilla.
Cuando la planta volvió a ser una semilla me di cuenta de que el sol se había oscurecido, mire a Night, estaba totalmente en trence emanando un aura de oscuridad, pero lo que más me preocupo es que su voz no era la suya, era una voz como compuesta por millones de voces, era espeluznante, pero a la vez increíble, repulsión-atracción.
Empece a sentir que las sombras se acercaba y comencé a tejer la barrera que nos protejeria mezclando las palabras en arcano con mi propia magia: -Hae Vannel nerecatis iverenna ariccatia . . .-
(Traducción: yo Vannel invoco la barrera arcana de . . .) mis manos comenzaron a brillar y un muro trenzo argente como un a fina lámina de agua se elevó sobre nuestras cabezas, pero de repente me pare en seco y la barrera se desvaneció, había recordado las palabras de mi profesor de la torre de Kaslunn -... Las barreras normales solo funcionan contra conjuros normales, si os encontráis con algún conjuro especial deberéis crear una barrera especial ...- y Night estaba utilizando una magia que yo no llegaba a entender, me entro el pánico, si no encontraba una barrera específica para protegernos, Kronos, las mascotas y yo correríamos peligro.

Entonces creí oír decir a Night la palabra "Pequeño" esa palabra me trajo recuerdos ya que para mi madre yo era su "pequeño Vannel" a mi mente llego el recuerdo de una nana que mi madre me cantaba cuando era niño, y se me ocurrió una idea, si conseguía cantar la ñaña con suficiente sentimiento y ya de paso utilizar mi magia en el acto podría crear una barrera nueva inventada por mi, ni sería difícil ya que había creado conjuros otras veces antes, mire a Kronos -Kronos te seré sincero, no conozco ningún conjuro para defendernos de las sobras que esta invocando Night, pero voy a intentar inventar una barrera por mi mismo, bien, si por algún casual la barrera cediera quiero que corras hasta que encuentres un sitio donde el sol brille allí estafas a salvo de las sombras-

Le revolví el pelo a Kronos con cariño y comencé la "Inprovisacion"

-
Lo pasado pasado esta
no le des más vueltas ya.

Lo que una vez llego
ya no mas volverá.

Lo que te hizo daño ya
no esta y no volverá.
-

Mis manos comenzaron a lanzar chispas que quedaron suspendías en el aire y comenzaron a girar suavemente y entre ellas se creo un muro transparente de color azul cian

-
Duerme niño duerme ya
Y no llores nunca más
ahora sano y salvo estas
nada ya daño te hará
ya no tendrás que llorar.

Duerme niño duerme ya
sueña en calma y sin temor
torna lo malo en bien ya
vuelve a vivir feliz ...

Torna lo malo en bien ya
vuelve a vivir feliz ...
-

Esta última parte la cante más alto para hacer que la barrer se reforzará y al instante de acabar de crear la barrera comenzaron a aparecer un montón de sombras que chocaron contra el escudo, pero en vez de impactar contra el lo rodearon como si resbalaran sobre su superficie, alcance a ver a Night detrás de aquel tornado de sombras -¡NIGHT, AISLA LA SOMBRA DE KRONOS Y HAZ QUE LAS DEMÁS SE VAYAN, SÓLO NECESITAMOS LA DE KRONOS!- Me preocupe por Night, ¿de verdad estaba empezando a sentir algo por aquel chico? Al parecer si, pero mis preocupaciones se disiparon un poco al ver el destello que emitía el aura que le cubría gracias a mi colgante "Wina por favor, protégele"
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Miér Dic 19, 2012 11:08 pm

Más tarde, recordaría aquella sensación como si fuera la única que jamás hubiera sentido. El corazón me golpeaba las costillas con cada latido. El torbellino de sombras era todo lo que podía ver, el viento oscuro todo cuanto podía sentir.
Y yo era el centro de todo...
Parpadeé, como en un sueño, y el poder que inundaba todo a mi alrededor siguió girando en un tirabuzón interminable, demasiado intenso para ser real.
Y entonces, la vi.
Una sombra pasó delante de mí, como tantas otras, y se detuvo un instante a mirarme.
Un solo instante.
Sentí que un lazo invisible saltaba entre ella y yo. La sombra entornó los ojos, si es que tenía ojos, y reconocí en ella mi forma, el contorno de mi cabello, las manos delgadas y los rasgos cuyas líneas se definían a toda velocidad, aún hechos de negrura.
La miré con el aliento perdido, los ojos muy abiertos, sin preocuparme de respirar. Era demasiado perfecta, demasiado distinta. La sombra más profunda del bosque, la cueva más oscura, la noche más intensa... nada podía compararse a ella, a su total, absoluta oscuridad. No hubo palabras entre ella y yo, pero supe todo cuanto quería decirme. Fui vagamente consciente del poder que me prometía, como quien atrapa un sueño al despertar que se resbala entre los dedos, igual que el fantasma de una golondrina que aún recuerda cómo volar. Le pregunté sin palabras, y ella me respondió del mismo modo.
"Dame al niño" creí que me decía "Pertenece a las sombras... igual que tú. Igual que todos vosotros"
Su voz sin palabras, sin sonidos, me puso la piel de gallina. Un escalofrío me recorrió la espalda, y suspiré. Era una voz de terciopelo negro, de pesadillas tornadas en sueños de fiebre. No podía ser real. No podía ser tan perfecta.
La sombra me sonrió con mi rostro, entornando aún más los ojos.
"Él nos pertenece"
Quise hablar, y las palabras se me atragantaron en la garganta. "No", pensé, "Ya le habéis hecho bastante daño"
"No puedes hacer nada. Tú nos has llamado. Ahora tomaremos su aliento"
"Arrebátame el mío"
La sombra se rió.
"Eso es lo que quieres... Ah, pequeño hijo de la oscuridad, ¿qué has hecho todo este tiempo sin mí?"
Se acercó, me rozó el rostro. Y yo la invité a entrar.
Y entonces algo me arrancó de aquel ensueño.

Duerme niño duerme ya
Y no llores nunca más
ahora sano y salvo estas
nada ya daño te hará
ya no tendrás que llorar.


Cuando logré comprender las palabras, algo se rompió. La sombra se alejó, como si algo la hubiera golpeado, y perdió toda forma que hubiese tenido. El torbellino de repente me asfixiaba. Grité y caí de rodillas.
Las sombras me abandonaban. Había perdido el control. Durante un instante espantoso, las vi cernirse sobre Kronos, rodeándole, tratando de alcanzarlo. Les grité, hundiendo las manos en la tierra, y mi voz volvió a cambiar. La oscuridad me inundó, el poder regresó, y las sombras se alejaron de él. No permitiría que volvieran a acercarse. Ya había demasiado dolor en aquel niño.

Duerme niño duerme ya
sueña en calma y sin temor
torna lo malo en bien ya
vuelve a vivir feliz...


El cántico me golpeó el alma de nuevo, removiéndome los recuerdos. El control a escapárseme de las manos. Lentamente, como se aleja una ola de la orilla, la oscuridad desapareció y las sombras se marcharon. Busqué a mi sombra entre ellas, sus ojos astutos, pero ya no era capaz de reconocerla. Había perdido aquella oportunidad. Entonces, durante un instante, creí vislumbrarla, y la vi mirarme con el rostro de mi madre.
El niño sin nombre se echó a llorar, aterrorizado.

Torna lo malo en bien ya
vuelve a vivir feliz ...


Recuperé la vista y la consciencia. Sólo veía hierba, hojas. Tierra. El suelo del bosque.
"¿Dónde...?"
Estaba de rodillas. El sol volvía a iluminar el paisaje. Jadeando, levanté la mirada hacia Vannel. Veía su figura borrosa, y tardé unos momentos en darme cuenta de que tenía los ojos anegados en lágrimas.
-¿Qué era lo que cantabas? -inquirí con voz ronca, ansiosa y rota-. ¿Dónde has aprendido esa canción?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Sáb Dic 22, 2012 9:42 pm

FDR: ¿Que coñ...? A ver si os aclarais, que uno dice que las Sombras aparecen al terminar la canción, y el otro que desaparecen justo en ese momento xD Bueno, sigo con la versión de Night...


Todavía con el arco tensado, Kronos fue consciente de que Vannel guardaba la inútil semilla Erworn y le advertía sobre lo que pensaba hacer a continuación. Por su parte, el silfo no apartaba su mirada de Night Baker, que ahora temblaba con violencia.
"Va a pasar algo malo" pensó Kronos, cada vez más aterrado "Va a... "
Su mente se silenció de pronto. Su mirada se fue oscurenciendo lentamente, e inexplicablemente todos sus sentidos se fueron apagando. Sólo alcanzó a oir las primeras notas de una dulce melodía que alguien entonaba, pero que le llegaban lejanas y débiles.
Cerró los ojos un momento, y al volver a abrirlos descubrió que no sabía donde se encontraba. No notaba el suelo bajo sus pies, y comprendió entonces que volaba. ¿Volaba? ¿Con sus alas? No era posible... No... No notaba el esfuerzo que exigía realizar un vuelo, y aún con sus pequeñas y desentrenadas alas.
Estaba flotando. Flotaba a gran velocidad, y a su alrededor pasaban zumbando árboles y arbustos de colores pálidos. Colores muertos. Oscuros. Todo a su alrededor se había oscurecido, incluso el cielo habia perdido su esplendoroso azul.
No era el único que flotaba. Entre la vegetación distinguía a más como él. No se sorprendió al comprender que aquello que veía eran Sombras. Porque también él era una Sombra. Y algo las estaba llamando. Una invocación que iba más allá de su voluntad. Kronos no podía luchar contra ello, y se dejó llevar.
Sobrevolaban uno de los lagos, el agua negra como un pozo sin fondo, y de nuevo se internaron en el bosque.
Hasta que al fondo, de pie entre los árboles, reconoció por fin una figura. Aquel que las había llamado. Kronos reconoció a Night, pero la otra parte que no era Kronos también lo reconoció, de un pasado aun más distante. Permanecieron mirandose durante unos momentos, zambullidos en una conversación sin palabras que Kronos no llegó a comprender. De reojo podía percibir que no estaban solos en aquel claro del bosque. Además del resto de las Sombras, había otros dos seres allí. Y uno de ellos...
"No puede ser... Me estoy viendo a mi mismo... Soy yo"
Las ultimas notas de aquella melodía, hasta ese momento ignorada, llegaron entonces a su cabeza, y un resplandor cegador le hizo retroceder.
"No podréis evitarlo... " pensó entonces Kronos, aunque en realidad no era Kronos, sintiendo una extraña mezcla de ira, terror e impotencia "Volveré a por el chico. Es su destino. No puede escapar de su destino. Haga lo que haga, siempre iré con él."
- No escapará jamás... - murmuró Kronos, y esta vez si que sintió su lengua moverse mientras reproducía aquellas palabras. Sintió su cuerpo envolviéndole como un manto, y abrió sus ojos, ojos vivos, al mundo real de vivos colores que le estaba esperando.
Jadeaba, pero se percató de que se encontraba aun con el arco tenso en las manos, apuntando a Night. Vio que este estaba de rodillas sobre el suelo, y ya no emanaba oscuridad. Apartó bruscamente el arco de su trayectoria y corrió hacia él.
- ¡Night! ¿Estas bien? ¿Que ha pasado? He tenido una... una especie de visión. Volaba y... me posé delante de tí. Yo era la Sombra, Night. ¿Me has visto? ¿Has podido ver que yo era la Sombra?- Kronos trato de calmarse controlando la respiración y recapacitó sobre lo que estaba diciendo. Parecía una autentica locura. ¿Cómo había podido vivir aquella escena desde la perspectiva de la Sombra? Imposible. Sin embargo...- Ha sido tan real...



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Dom Dic 23, 2012 12:49 pm

"Por la bondad de Wina, ¿Pero qué esta pasando aquí?"
Pensé, la primera cosa rara fue que nada más empezar la segunda parte de la nana las sombras comenzaron a descontrolarse y a venir hacia nosotros, como si Night hubiera perdido el control sobre ellas, la segunda fue que Kronos se quedo quiero como una estatua y casi sin respirar, al principio supuse que como Kronos temía tanto a las sombras el miedo le hubiera paralizado, pero aun cuando le dije un par de palabras para quede calmase vi que no se movía ya me asuste mucho, no podía ayudarle ya que tenía que termina el cántico, y la última cosa y la más horrible fue ver a Night ahogándose en el tornado de sombras, fue horrible, un pánico incontrolable se apoderó de mi, intente ir a socorrerle ya que las sombras se estaban dispersando, pero choque contra la campana de protección que al parecer era tan dura por fuera como por dentro. Golpee la barrera un par de veces pero asta que no se fueron todas las sombras esta no cedió, cuando por fin pude salir de la jaula que yo mismo había creado me abalance sobre Night, que parecía estar llorando -¡¡¡NIGHT!!! Por Wina Night ¿estas bien?- llegue junto a el y me puse de rodillaza su lado, un impulso repentino hizo que lo abrazara con fuerza, había tenido tanto miedo por el -Por los Seis, Night, menos mal que estas bien, he tenido tanto miedo por ti- parpadee un par de veces para contener las lágrimas y me separe de el.

-¿Qué era lo que cantabas? ¿Dónde has aprendido esa canción?- aquella pregunta me pillo por sorpresa -¿La canción?Es una nana que me cantaba mi madre antes de irme a dormir, como no conocía ningún conjuro para protegernos de las sombras que estabas invocando cree una campaña protectora a partir de esa canción- lo mire con los ojos llenos de lágrimas, parpadee un momento para contenerlas.

-¿y a toque te ha pasado Kronos? Te has quedado quieto como una estatua y también me has dado un bien susto- Dije dirigiéndome al pequeño silfo.

Off:Por cierto, ¿os gusto la nana que puse en el anterior post? La escribí yo mismo ^^
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Dom Dic 23, 2012 11:37 pm

Off: Soy una pena con los líos de cabeza :3 Y la nana es genial (:

"No he sido capaz"
Es lo único que puedo pensar, el único pensamiento que me atraviesa la mente una y otra vez, como un rayo que se pierde y regresa de forma irregular, cegándome. No he sido capaz. ¿De qué?
¿De controlar la oscuridad?
¿De atrapar a la sombra?
¿De fundirme con ella?
Había conseguido recuperarme. Entonces caigo de nuevo.
Ya no entiendo nada, no consigo hablar. Tiemblo, de rodillas, y las lágrimas me impiden ver. No sabría levantarme, y no logro entender las palabras que oigo en la lejanía. Estoy demasiado ahogado en miedo. Sólo puedo llorar mientras vislumbro las formas difusas de mis compañeros acercándose, pero se intercalan con la oscuridad más absoluta, o con la luz, todavía más insoportable. En algún momento soy consciente de que unos brazos me rodean y me aferro a quien quiera que sea con todas mis fuerzas. Tal vez sea una alucinación, tal vez sea la sombra, pero bebo desesperadamente de ese contacto tan simple. Si nadie me sostiene, me derrumbaré, me romperé. Después vuelvo a perder la consciencia de lo que ocurre. Tengo momentos de lucidez, y no puedo saber el tiempo que pasa.
Cuando consigo ordenar mis pensamientos definitivamente, sigo de rodillas en el mismo lugar. Mis compañeros parecen algo más preocupados, pero siguen allí. Respiro hondo varias veces, aliviado al darme cuenta de que no puede haber pasado apenas tiempo. Mi mente ya está encajando las piezas del embrollo del que acabo de despertar, y empiezo a recordar y comprender las palabras que me han dirigido. Me levanto dando tumbos, tratando de elegir las palabras. Ahora que todo ha pasado, estoy demasiado avergonzado como para hablar con naturalidad.
-Pensé... que funcionaría -digo con la voz temblorosa-. Pero no he conseguido nada. Las sombras se han ido. Esa canción... es un recuerdo. De hace años. Me ha hecho perder el control -admito, ruborizándome a la vez que sorbo por la nariz. Me pican los ojos por las lágrimas, y de pronto un recuerdo me golpea. Se me acelera el pulso, y busco la mirada de Kronos-. La sombra dijo que le pertenecías. Intento alcanzarte. Se parecía a mí, y después... Su rostro cambiaba. Creo... que volverá.
Y ya está, no puedo decir más, pero ya lo he dicho todo. No hemos conseguido mucho, sólo la promesa de un poder oscuro de regresar a por nosotros.
Creo que volverá. Sé que lo hará. Me estremezco involuntariamente.
En algún momento se hará de noche, y entonces volverá.
-Puedo intentarlo otra vez. Ahora conozco mejor a las sombras, y su poder. Creo poder atraparla -me apresuro a decir. No estoy dispuesto a aceptar mi derrota-. No tiene por qué ser ahora -añado al ver la expresión de Vannel, que parece dispuesto a dejarme inconsciente de un golpe. Entonces recuerdo que fue él quien me abrazó, y una sensación imposible de identificar se me remueve en el estómago. Las hadas me recuerdan desde el pasado que no me acerque a nadie, que no deje que nadie se acerque. Veo el rastro de lágrimas en sus ojos y no entiendo nada. ¿Por qué quiere protegerme?
"No es para tanto", pienso "Da igual si muero. Tengo que intentarlo".
Y cuando la sombra vuelva...
...la dejaré entrar.
Da igual que Kronos esté cerca; la sombra no lo tocará... me tendrá a mí. Él estará a salvo, y habré conseguido protegerlo.
En un latido, por fin, entiendo lo que me une a él; entiendo por qué quiero ayudarle a cualquier precio...
Porque ambos somos niños rotos, pero yo ya me he descosido hasta que nada puede arreglarme. Estoy desgarrado por dentro, herido de por vida. No hubo nadie a mi lado para ayudarme.
Él todavía tiene solución.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Jue Dic 27, 2012 12:33 am

Kronos observaba los profundos ojos verdes de Night mientras éste balbuceaba lo que le había ocurrido. Parecía terriblemente fatigado de pronto. Tal vez la invocación a la Oscuridad requería más esfuerzo del que había pensado.
No obstante Kronos no se sentía cansado por la experiencia que acaba de sufrir. No era como cuando aquella Sombra trataba de controlar su cuerpo a la fuerza, cuando todavía habitaba en su interior.
- Sé que ha intentado alcanzarme- sentenció Kronos- Tal vez no lo hayas visto, pero YO era la Sombra. De alguna manera... me he introducido en ella. O he conseguido ver a través de ella. No lo sé. Estaba allí, junto a Vannel, y de pronto, ¡paf! me encontraba volando sobre el bosque. ¡Volando! Y estaba rodeando por Sombras... y por oscuridad. Y llegue volando... y te vi a tí... ¡Y me vi a mi mismo, sosteniendo mi arco, junto a Vannel! Y... y...- Kronos se percató entonces de que estaba de pie, gesticulando como un loco mientras brincaba de pura emoción. No, la experiencia no lo había agotado para nada. Más bien estaba excitado. ¿Sería por el hecho de haber logrado volar conscientemente por primera vez en su vida? ¿O por haber conectado con aquella Sombra de una forma tan intima, sin necesidad de un complejo ritual de invocación?
Inspiró hondo, tratando de calmarse. Además, lo que había sentenciado la Sombra mientras estaba en aquel limbo de oscuridad no era ningún motivo de celebración. Más bien era algo escalofriante.
- Dije que regresaría. Bueno, lo dijo la Sombra, pero lo sentí como si yo mismo lo dijera. Que era mi destino... Que siempre iría conmigo, fuera a donde fuera.- Se arrodilló junto a Night y le miró al rostro. Se percató de que Pichu le observaba, a su vez, a un metro escaso sobre la hierba, con mirada inquietante- ¿Es posible? He estado pensandolo. Tenía esa sensación, pero ahora lo veo todo mas claro. ¿Esa Sombra... pudo dejar algún resto de ella misma... de su esencia... dentro de mí? ¿Es por eso que he podido comunicarme con ella? ¿Ver lo que ella veía? Si es eso cierto, es cierto que irá donde yo vaya. Porque forma parte de mí. Aunque la destruyeramos, nunca lograíamos derrotarla del todo. Nunca nos libraremos completamente de ella, ¿verdad?
Le miró con unos ojos asustados, buscando una respuesta en los suyos, temiéndola. Aunque en el corazón de Kronos todavía habia un pequeño hueco para la esperanza.



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Vie Dic 28, 2012 9:26 pm

Todo había sucedido increíblemente rápido, pero durante aquella velocidad habían pasado muchas cosas, la barrera callo, salí corriendo y abrace impulsivamente a Night, el cual, sorprendentemente, correspondió mi abrazo agarrandome con más fuerza, bebiendo de aquel contacto, en poco tiempo se recuperó y nos explico todo lo que paso y Kronos empezó a moverse alarmadamente, a hablar rápido y a gesticular como un loco sobre la especie de visión que había tenido. Yo intentaba ordenar toda aquella información hasta que las palabras de Night me atravesaron la mente como una flecha, ¿qué quería repetir la invocación? ¿Después de que casi se apodera de el aquella sombra? No comprendía como la protección de la lágrima de hada se pudo romper de aquella manera tan simple. A menos que... -La dejaste entrar- Sentencie con seriedad mirándole con dureza mientras intentaba contener las lágrimas -Dejaste entrar a la sombra, por eso la vi tan cerca de ti- estaba muy enfadado -¿Por Wina es que estas mal de la cabeza, no sabes lo que haces, no sabes lo peligroso que es dejar entrar a una sombra!!! ES QUE NO PIENSAS LAS EN LAS CONSECUENCIAS DE TUS ACTOS!!! - dije casi gritando, el haber visto a aquella sombra tan cerca de Night había echo que mi corazón se parase, por un momento me imagine a Night sufriendo y revolviendose en el suelo mientras la sombra le consumía el alma, pude ver los verdes ojos de Night sin aquel brillo de vida, para pasar a ser fríos y tétricos poseídos por el aliento de la muerte. En aquel momento me di cuenta de que le había gritado, me sentí fatal al momento, pero es que necesitaba desahogarme, había sentido demasiado miedo.

Necesitaba calmarme y ordenar mis pensamientos, pero cada vez que miraba a Night, la es presión de sorpresa que mostraba su rostro por el grito hacia que mis ojos se llenasen de lágrimas, intente mirar a Kronos pero sus ojos también me hacían daño, sólo encontré una salida.

Di dos palmaditas en mi pierna y para que Glaciem me siguiera y salí corriendo, me interne en el bosquecillo y seguí confiriendo sin mirar atrás.
Llegue a un precioso lago rodeado por grandes piedras, me subí a una y observe el panorama, pero ni la verde hierva ni el azul del lago ni el bello cantar de las aves conseguía quitarme de la cabeza la imagen de Night, de sus ojos, de su rostro ...
Sin darme cuenta dos grandes lágrimas rodaron por mi cara, no hice nada por que más de ellas salieran de mis ojos y empaparán mi cara. Estuve allí llorando largó rato. Glaciem se subió a mi regazo y empezó a lamerme la cara para consolarme -Oh, pequeño, esta vez ni tu puedes calmar el dolor que siento- lo coji en brazos y lo abrace.
De repente sentí un escalofrío, el sol se oscureció, las ave huyeron, los colores parecieron perder su viveza y la sombra de mi interior se removió de alegría al sentir a una de sus hermanas.
Poco rato después, una figura de no más de 12 años se sentó en una roca cercana, una figura que parecía estar formada de la negrura más profunda, de la oscuridad más insondable, del dolor más insoportable.
La figura me sonrió mostrando sus afilados dientes -¿A qué has venido?- dije con dureza a la sombra, ella me sonrió con malicia -Vengo a proponerte un trato mago- dijo con voz grutal y tenebrosa -No tengo intención de escuchar palabras venidas de la boca de una sombra- sentencie con dureza e hice ademán de marcharme -Una pena, yo que te iba a asegurar la seguridad de el muchacho de ojos verdes- me pare en seco cuando escuche eso -Veo que ahora tengo tu atención, bien, esta es mi oferta no tocare a aquel muchacho, es más, hoy me siento generoso, podría librar te de la sombra que atenaza tu alma, esas dos cosas solo por ...- -Por entregarte a Kronos, pero si crees que ...- -Te equivocas mago, no por entregármelo, sino por abandonarlo, esa es mi oferta me sorprendió mucho aquella replica -¿No entiendo, para que quieres que lo abandonemos? Eso solo ... Le haría sufrir más - Entonces lo comprendí todo -Me equivoque... No eres una sombra del olvido, eses la sombra del dolor, lo quie querías no era consumir a Kronos, lo que querías era alimentarte de su sufrimiento, por eso lo elegiste a el por que el sufrimiento de un niño es más poderoso que el de un adulto- La sombra me miro con maldad -Chico listo, veo que te enseñaron bien en aquella torre irá en la que aprendiste magia. Peros rotas o no aceptas el trato- Dijo la sombra con dureza, yo sonreí con picardía -Creo que pasare de este trato, me da en la nariz que Night sabrá defenderse y Kronos me tendrá a mi para cuidarle, y por mi sombra ... Creo que ya me he acostumbrado a llevarla dentro- aquellas palabras enfurecieron a la sombra que se alzó volando con sus pequeñas alas de silfo -No sabes con lo que juegas chico, el que juega con fuego se termina quemando, pero el que juega con oscuridad termina desapareciendo- Dijo la sombra con un siseo de ira -Solo recuerda por que me llaman "La sombra del Dolor"- acto seguido desapareció devolviendo al entorno su luz y sus colores, pero la esencia de la sombra se palpaba en el ambiente, su oscuridad y su maldad, pero lo que más duraría serían aquellas palabras de la sombra en mi mente "Recuerda por que me llaman "La sombra del Dolor" aquel recuerdo me helaría la sangre durante mucho tiempo, pero a parar de todo eso una luminosa sonrisa se formó en mis labios, ahora que sabía que clase de sombra era aquella, sabía como derrotarla. Mi primer paso sería volver con Night y Kronos y explicarles lo que había averiguado.
En ese momento escuche un crujido a mi espalda mi pensé que sería algún animal pero esperaba que fueran mis compañeros que me huberan seguido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Dom Dic 30, 2012 3:44 am

-La dejaste entrar- la voz de Vannel me heló la sangre en las venas. Levanté la mirada hacia él. Parecía estar intentando contener las lágrimas... -Dejaste entrar a la sombra, por eso la vi tan cerca de ti... ¿Por Wina es que estas mal de la cabeza, no sabes lo que haces, no sabes lo peligroso que es dejar entrar a una sombra!!! ES QUE NO PIENSAS LAS EN LAS CONSECUENCIAS DE TUS ACTOS!!!
Todos nos quedamos paralizados. No sabía cómo reaccionar, no sabía si hablar... o qué debería decir si lo hacía. No pude hacer nada más que quedarme mirándolo, inmóvil, aún respirando con dificultad, al igual que Kronos.
Entonces, como si no pudiera soportar más la tensión que había crecido entre los tres, Vannel salió corriendo a través del bosque sin decir una sola palabra más.
-Vannel... -llamé con voz ronca, pero no tardó en desaparecer entre los árboles- ¡Vannel!
Tenía la mente en blanco. No me respondió, tal vez ni siquiera me hubiera oído. ¿Por qué? ¿Por qué reaccionaba así? Había visto pasar un torrente extraño por sus ojos. Había visto miedo. ¿Por qué? Lo único que hice fue mirar cómo se iba, sin hacer nada, y quedarme sumido de nuevo en aquel silencio estúpido e insoportable. Entonces, en algún momento, mi mente consiguió reaccionar y me acerqué dando tumbos a Kronos.
-Me da igual lo que haga o lo que sea esa sombra -le dije con la voz aún temblorosa, cogiéndolo de los hombros, muy serio-. No te cogerá. Hay algo de ella dentro de ti, algo que no te dejará escapar de ella completamente pases el tiempo que pases intentando huir... pero no te cogerá. No dejaré que ocurra.
Y cuando lo volví a mirar, me vi a mí mismo, en el bosque.
Tan perdido.
Suspiré, ya más calmado, y me pasé las manos por el pelo, dando un par de pasos en cualquier dirección. Estaban siendo demasiadas emociones en muy poco tiempo. ¿Dónde estaba mi sonrisa inquebrantable? Hice un amago de ella y me sentí mucho mejor. Ahora que la presencia de las sombras se desvanecía en el ambiente del bosque, los rayos del sol jugueteaban con los fulgores de la hierba y las ramas de los árboles. Todo parecía diferente, mejor. Pacífico.
-Escucha... vamos a buscar a Vannel. Pensaremos las cosas con calma. Prometo no volver a invocar nada ni a nadie hasta que estemos los tres de acuerdo en una estrategia, y tal vez no vuelva a meter la pata tan sonadamente -sonreí.
Pasé por alto olímpicamente el hecho de que el mago había descubierto mi... "secreto". Yo había dejado entrar a la sombra, y ya sería uno con ella si no fuera porque perdí el control con aquella canción. Había estado a punto de conseguirlo... Maldita sea... ¿qué tenía aquel mago que no dejaba de darle vuelcos a mis planes?


Durante nuestro camino por el bosque, conseguí mantener una conversación más optimista con Kronos, preguntando acerca de su ardilla, o de los animales más raros y curiosos que había visto en los bosques. Era agradable poder reírme un rato otra vez, incluso después de lo que había pasado. Al cabo de un rato, por fin encontramos a Vannel encaramado a una roca en la orilla de un lago. Estaba seguro de que nos oyó acercarnos, pero no se dio la vuelta. Parecía muy abatido, y me asaltó una punzada de culpa. Busqué las palabras adecuadas durante un rato. Me rendí.
-Lo siento -dije al final, forzadamente, y suspiré, cerrando los ojos.
Era cierto; lo sentía. Ni siquiera me acordaba de la última vez que había pronunciado aquellas palabras, si es que lo había hecho alguna vez.
-Lo siento, y... -me corté. Ya no sabía cómo seguir. Hice un intento- No volveré a hacerlo. No sé por qué lo hice. No quiero que estés... enfadado, o triste. No pensaba que fuera a hacer daño a nadie más que a mí mismo. Lo siento.
Dejé caer los hombros, derrotado y culpable.
"¿Qué hago?"
Por fin, él se giró hacia nosotros; no sabía cuál de los dos parecía más abatido. Hice amago de dar un paso adelante, y me detuve antes de intentarlo. Bajé los ojos. Quería acercarme, pero no sabría cómo. Había pasado toda mi vida solo, y ahora me enfrentaba a demasiadas cosas nuevas. Quería proteger a alguien, quería evitar que alguien sufriera, sin saber bien cómo ni por qué. Era demasiado para mí, el niño perdido del corazón del bosque. No sabía nada de aquello.


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Yandrak el Lun Ene 07, 2013 1:12 am

Kronos se sentía más animado tras el breve paseo por el bosque hasta el lago. La charla con Night le había hecho olvidar por un momento todos sus pesares, a pesar de seguir preocupado por Vannel y su inesperada reacción de hacía unos minutos.
Lo encontraron sentado sobre unas piedras, al borde de un lago. El agua centelleaba allá donde la luz de los tres soles reflejaba su cristalina superficie. La tensión se apoderó de nuevo del grupo en cuanto las miradas de ambos jovenes se cruzaron. Silencio. Kronos comenzó a sentirse incómodo.
Fue Night quien rompió el hielo, pidiendo perdón por su temeridad. Y Kronos lo agradeció. No podían enfrentarse a una Sombra así, a lo loco. Debían preparar una estrategia, si aquellas criaturas eran tan poderosas como había oído. Aunque no podrían destruirla si no comprendian con exactitud que había ocurrido aquella noche, apenas un par de días atras, en que la Sombra tomó control de la propia sombra de Kronos y ambos se separaron... o al menos eso creía hasta aquel día.
- No creo que sea un buen momento para discusiones, Vannel...- comenzó Kronos, mirando al joven implorante- Necesito vuestra ayuda. La de los dos. Quiero saber qué me esta pasando y como puedo deshacerme de una vez de esa Sombra, pero os necesito a los dos.
Hizo una pausa. Pichu llegó corriendo junto a su pierna. Con delicadeza, Kronos se agacho y la recogió entre sus brazos para colocarla sobre su hombro.
- Ahora comprendo todo mucho mejor. Hace dos noches, cuando mis amigos desaparecieron, cuando la Sombra escapó gracias al poder del plenilunio, ella y yo hicimos un "intercambio". Involuntario, claro. Por una parte la Sombra tomó control de la mía propia, una especie de refugio que le serviría para moverse libremente, incluso aún luciendo los tres soles. Un pedacito de mi propia oscuridad, la oscuridad natural de mi cuerpo, que ahora ella usa para anular su debilidad frente a la luz solar, lo cual le da cierta ventaja...
Emitió un breve suspiro. Pichu se recostó suavemente contra su rostro, acariciándole en una agradable carantoña.
- Por otra parte, ella dejó parte de sí misma en mi cuerpo. Residuos de Sombra, por decirlo de alguna forma. Y la visión que he tenido antes es la forma en que yo puedo usar este intercambio en mi favor. He visto lo que ella ve. Si soy capaz de controlar eso, tal vez pueda descubrir más cosas sobre la Sombra. Descubrir donde se esconde. Leer sus pensamientos, averiguar sus oscuros planes. Incluso, aunque esto lo dudo, tal vez pueda controlarla como ella me controloba a mí. Tal vez esté desvariando, pero en aquel momento, cuando estuve frente a Night en el papel de la Sombra, tuve una sensación de inmenso poder, y creo ser capaz de utilizar eso en su contra.
Le había estado dando vueltas a esa idea por el camino. Una idea descabellada, pero sin duda factible. ¿Acaso aquel espectro no había hecho lo mismo con él? ¿Por qué no iban a poder intercambiar papeles? En un mundo donde la oscuridad cobraba vida de una forma tan peligrosa, cualquier cosa era posible, pensó. Kronos dibujó una media sonrisa con sus labios.
- Pero os necesito a los dos. Vuestra experiencia... vuestros conocimientos... Juntos, ni todas las Sombras de Idhún podrán detenernos. ¿Que decís?



avatar
Yandrak
Oráculo de Karevan
Oráculo de Karevan

Mensajes : 650
Puntos : 539
Fecha de inscripción : 04/07/2010
Edad : 25
Localización : Nanhai

Datos
Su personaje es: Ygoron Gorzan, gigante
Trabaja de: Desempleado
Pertenece a: Es neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas . . .

Mensaje  Invitado el Mar Ene 08, 2013 8:33 pm

Me quede pensando largo rato, mirando a la nada. Pensando en todo y a la vez en nada, pensando en Night y en Kronos, y a la vez en su sombra, me estremecí al recordar las palabras de la sombra y a la vez recordé a todas aquellas sombras asfixiando a Night y un gran escalofrío de terror me recorrió el cuerpo, pero vino un recuerdo bonito, los ojos de Night, tan verdes y tan sumamente magnéticos.

De repente una voz me saco de mi trance, me di la vuelta y vi a Kronos y a Night en el suelo, y me di cuenta de que la roca en la que estaba era considerablemente alta -Nevertis- (Traducción: Viento) nada más pronunciar aquella palabra en arcano se creo una corriente de viento que ascendía desde el suelo, y simplemente salte, la columna de aire me dejo suavemente en el suelo delante de ellos, y sonreí -En realidad debería disculparme yo por gritarte, lo siento, estaba demasiado conmocionado como para pensar con claridad- le puse una mano en el hombro a Night. Antes de bajar de encima de la piedra había trazado en mi mano derecha la runa de la mente y al poner mi mano sobre su hombro pude transmitirle un mensaje telepático a Night "Veo que quieres fundirte con esa sombra, soy mago, lo veo en tus ojos. Pero bueno, vistos tus increíbles poderes sobre las sombras puede que tu idea funcionase, pero en el momento en el que vea que la fusión sale mal, no dudare en volver a cantar aquella canción para extraer la sombra de ti, y destruirla, por que ya se como destruirla" Levante la mano de su hombro, la expresión de mi cara no había cambiado un ápice durante aquel mensaje telepático.

La voz de Kronos me saco de mi trance, le escuche con atención ya que lo que había dicho tenía más sentido del que el creía que tenía, le revolví el pelo con cariño -Valla Kronos, has desvelado medio misterio de la sombra por ti solo, felicidades, pero tu teoría tenía varios fallos, y la mía también. Primero lo que te paso en el caro es que como ese mal bicho te robo la sombra y esa sombra era parte de ti existe un lazo invisible que te une con tu sombra, lo que pasa que mediante ese lazo la sombra podía acceder a tu conciencia, lo que paso en el claro es que tu conseguiste acceder a la conciencia de la sombra mediante ese lazo. Segundo es verdad que tu sombra se ha vuelto más fuerte contra la luz, pero si recuerdas, el claro se cubrió de penumbra, y si hubiera habido más luz estoy seguro de que la sombra se habría vuelto más devil. Y tercero, me equivoque, la sombra no es una sombra del olvido, es otra que se llama La sombra del Dolor, lo malo es que es una sombra ahun más fuerte de lo que me figuraba, pero ahora se cual era su malvado plan, Las sombras del dolor se alimentan del sufrimiento de la gente y como tu eres un niño tu sufrimiento es más fuerte que el de los adultos. Y comos se esto, lo se por que he tenido una audiencia con la sombra- solté todo aquello de golpe y sin respirar, a sí que cuando acabe cogí una gran bocanada de aire, gire la cabeza y mira a Night -Pero no la invoque yo, vino ella a verme- dije al ver la cara de sorpresa de Night -Y tenéis razón, deberíamos planificar algo antes de enfrentar nos otra vez a la sombra, pero antes yo tendría que practicar un poco, la magia fluye mejor si se ha "calentado" antes, si queréis podéis ver como caliento- Les propuse, me gustaba tener público mientras practicaba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Invitado el Jue Ene 10, 2013 5:51 pm

Las palabras mentales de Vannel me pillaron por sorpresa. Lo miré con una expresión confusa, entre desconfiado y temeroso. Sabía perfectamente lo que pretendía hacer... lo que, de hecho, ya había intentado. No creía que no pudiera confiar en él, pero el mago podía poner en peligro mis planes.
"Sabe lo de la canción" entrecerré los ojos y apreté los dientes. De repente, y sin pretenderlo, yo mismo le había otorgado un poder absoluto para detener mi plan. Cuando intentara fundirme con la Sombra, él lo sabría. Y si quería detenerme, apenas le costaría esfuerzo.
Sólo tenía que desbaratarlo todo con una melodía. Que fuera el quien la cantara lo hacía todo distinto, pero no terminaba de entender por qué.
Decidí mantener presentes aquellas palabras mientras escuchaba atentamente lo que Kronos nos explicaba. Si era cierto... podría llegar a controlar a la sombra, a tener su poder. Me sorprendió plantearme que era prácticamente lo que yo pretendía conseguir. Sin embargo, el niño tenía una ventaja: lo hacía conscientemente, tenía claro su objetivo. Mientras que yo... apenas era capaz de mantener la calma si pensaba en ello, hechizado por el recuerdo de la sombra, y por la promesa muda de su oscuridad...
-Si consigues revertir esa "conexión" y controlar a la sombra, sería... increíble -dije a Kronos, sonriendo-. Podrías aprender, mejorar ese poder... Podrías llegar a dominar la voluntad de la sombra. ¿Puedes imaginarlo? Nunca más tendrías que huir, sino que serías tú quien pudiera utilizar su energía para tus objetivos. Con estudio y magia, tal vez incluso pudieras hacer de ello un arte y enseñarlo a otros que hayan tenido contacto con una sombra y estén huyendo de ella... Nadie más tendría que sufrir esa maldición. Ellos mismos podrían escoger entre tratar de destruir a la sombra, o aprender a controlarla.
>>Creo que tendrías que planteártelo como un objetivo.

No pude evitar imaginarme a un Kronos adulto, un feérico poderoso conocido en todo Idhún, a quien acudían los que se creían presas de la oscuridad, y del que se decía que podía controlar a las tinieblas hasta en las noches más oscuras...
¿Qué dirían de mí?
Vannel nos explicó lo que había ocurrido, y lo que había descubierto sobre aquella... Sombra del Dolor. El nombre no me inspiraba mucha confianza...
-Yo no tengo mucho que aportar a la estrategia -levanté las manos, como defendiéndome-
. Aquí quien sabe de magia y de teoría de las sombras eres tú, Vannel... así que empieza cuando quieras.
Acabé con una sonrisa y me dejé caer sobre la hierba. Sería divertido ver un poco de magia.
No lo dejé traslucir pero, una vez más, una parte de mí lo gritó en mi interior: en el momento oportuno, reencontraría a la sombra.
Y nadie, ni siquiera Vannel, podría detenerme.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Contando luciérnagas...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.