Las razas de Idhún

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las razas de Idhún

Mensaje  Invitado el Lun Mayo 10, 2010 4:40 pm

Razas de Idhún:


•Razas inferiores:



-Szish:
Dios: El séptimo.
Bando: Sangrefría.
Apariencia: Se trata de reptiles humanoides, recubiertos de escamas y con una larga cola. Su cabeza tiene forma triangular y poseen lengua bífida. Tienen la capacidad de sentir la emisión de calor de otros seres vivos, distinguiéndose de las razas sangrecaliente y denominándose sangrefría.
Cultura: Han evolucionado hasta crear su propio idioma, aunque cuando hablan en idhunita sesean y cecean mucho. Son seres muy inteligentes, y son apreciados por los sheks. Visten ropas de cuero o malla, y tienen sus propias poblaciones.
Hábitat: En un pasado vivían acobardados en las ciénagas. Después de la conquista shek, habitaban en todos los reinos, y ahora conviven pacíficamente con los demás Idhunitas. Necesitan un clima húmedo, aunque aguantan cualquier temperatura.
Psicología: son muy listos. Saben actuar como es debido, y ya no son las bestias que fueron en un pasado. Acatan las órdenes de sus superiores muy bien, y son fuertes guerreros. Son por excelencia, la raza mas lista.
Poderes: Idioma Szish. Pueden comunicarse con la mente, aunque también tienen cuerdas vocales. Sus colmillos tienen un veneno suave. Pueden ser magos. En ejercito, están muy compenetrados.
Otros: En un principio compartían el carácter caótico y destructivo de su dios, pero ambos fueron evolucionando hasta convertirse a uno frío y calculador. En un pasado fueron muy odiados por los idhunitas, pero ahora son acogidos como uno más. Están entrenándose para poder formar parte de los Caballeros de Nurgón y son acogidos con gusto en las torres de hechicería.
Conocidos de la trilogía: Assher.




-Humano:
Dios: Irial, diosa de la luz.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Humanos iguales a los de la tierra.
Cultura: Viven en sociedades organizadas, aunque no han evolucionado como los de la tierra. Tienen su propia moneda, y sus propias leyes. Un rey, caballeros, y etc. Su idioma es el idhunita.
Hábitat: Viven al sur de Idhún, en Nandelt. Éste a su vez está dividido en cinco reinos: Vanissar, Raheld, Nanetten, Shia y Dingra. Suelen mantenerse aquí, aunque pueden vivir en cualquier lugar.
Psicología: Como pueden llegar a ser los terrestres, pueden ser avaros y codiciosos. Aunque también leales. Nunca sabes a lo que pueden llegar por un ser querido.
Poderes: Capacidad para dirigir todo un mundo y grupos de personas. Saber aprovechar el espacio. Capacidad de compra/venta. Pueden llegar a ser sacerdotes o magos. Pueden realizar cualquier trabajo.
Otros: El rey que dirige todo Idhún es humano. Han luchado fuertemente contra los sheks, aunque ahora los acogen junto con sus esbirros en las ciudades. Han creado a Los caballeros de Nurgón, Los pilotos de Dragones y las torres de hechicería.
Conocidos de la trilogía: Shail, Alsan.




-Feerico:
Dios: Wina, diosa de la tierra.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Existe una gran variedad de subclases digamos que ‘’compatibles’’. Cada subclase de Feerico es distinta.
-Dríades: Suelen ser mujeres, pero siendo Idhún porque no hombres también. Cuando nacen, se les asigna un árbol. Si ella muere o si ese árbol es talado, ambos morirán. Pueden fusionarse con cualquier árbol para esconderse, y son rápidos. Tienen proporciones humanas, aunque las orejas puntiagudas. Su piel es verde, o en algunos casos Marrón como la corteza de un árbol. El color de sus ojos puede variar. Su cabello está compuesto por ‘’hierba’’ o al menos eso parece.
-Silfos/Hadas: Tienen el tamaño de un niño de diez años humano (1.2m) Tienen alas, aunque el vuelo que realizan no sube de más de 1m del suelo. Cuando vuelan son rápidos. Su apariencia puede variar. Desde la piel verde, o anaranjada hasta el pelo rosa, o azul. Les encantan las flores, de ahí los colores de su cuerpo. Tienen unas pequeñas antenas, con las que advierten de peligros a otros.
-Duendes: Del tamaño de los silfos/hadas pero sin alas. Su piel es como la de los humanos. Tienen el pelo largo, y suelen llevar un gorro. Tienen las orejas puntiagudas, y el pelo marrón. Nariz un poco gordita, y mofletes sonrojados Se dice que antes los trasgos eran duendes.
-‘’Feerico’’: Feerico en sí. Parecidos a los dríades, pero sin el poder de los arboles. Su cabello es siempre verde, y su piel puede variar entre carne y verdoso.
-Fauno: (No sé si es admitido) De ombligo hacia arriba, se parecen a los duendes, en cuanto a la cara. Tienen dos cuernos, como de carnero, y mucho pelo en la cabeza y en el pecho (en caso de los hombres) Su parte inferior, son dos patas y cola de cabra, llenas de pelo.
Cultura: Los feericos tienen su propio sistema y sus propios modos de vida y seguridad. Hablan idhunita, aunque las hadas/dríades también tienen algún tipo de comunicación con sus antenas. Visten ropas hechas con hojas, raíces, y productos del bosque. Aman los arboles y su fauna, y los protegerían con su vida. Fabrican su propio tipo de armas. Conocen todos los tipos de planta y todas sus funciones.
Hábitat: Viven en Derbhad. Viven en casas creados por ellos. Necesitan el bosque para vivir, no pueden estar muy lejos de algún árbol, necesitan su vida y su calor para vivir.
Psicología: Aman el bosque. Lo protegerían con su vida. Cuando ven fuego al lado de un árbol, se alteran. Son pacíficos, y lo único que quieren es convivir en paz. Son astutos y pueden ser letales.
Poderes: Pueden crear vida donde sea. Con solo esforzarse, pueden hacer que salga un árbol en cualquier terreno. Los más poderosos y más ancianos, pueden llegar hasta a poder transformar a no feericos en plantas. Pueden crear armas letales con cualquier cosa. Han creado unas plantas capaces de generar un escudo alrededor de Awa, para impedir el paso de no feericos. Pueden llegar a ser magos o sacerdotes. Tienen un aura especial, sobre todo las mujeres, que hace que el sexo contrario caiga rendido a sus pies. Sueltan un aroma especial, en la que cualquier persona (sobre todo humanos) pueden caer, y enamorarse perdidamente del feerico.
Otros: Su bosque fue incendiado hace unos años en la lucha contra los sheks, aunque puso ser sofocado rápidamente. Odian que destruyan su bosque.
Conocidos de la trilogía: Gerde, Ailee.


-Gigante:
Dios: Karevan, dios de la piedra.
Bando: Sangrecaliente. (Aunque no están con ningún lado)
Apariencia: Enormes humanoides con aspecto humano. Su piel tiene un color pétreo y tienen dos pequeños colmillos que sobresalen de su boca. Triplican el tamaño de un humano normal. Visten pelajes resistentes, para las abajas temperaturas que hay en Nanhai. Tanto hombres como mujeres llevan joyas.
Cultura: Son seres solitarios y que pocas veces se les ve fuera de sus tierras. Casi todos dan culto a sus dioses en El Gran Oráculo, ya que es el que más cerca les queda. No les gustan las grandes compañías, y son verdaderos fabricantes de armas, sobre todo legendarias. No hablan casi, aunque su idioma es el idhunita. No son agresivos.
Hábitat: Viven en enormes cuevas, lejos de la nieve. Viven al norte de Idhún, en Nanhai.
Psicología: Son solitarios, y no van con ningún bando. Les gusta ayudar, y son muy callados.
[u]Poderes:
Gran fuerza. Poder para crear y reparar armas legendarias. Gran sabiduría sobre todo lo ocurrido en Idhún desde la primera era.
Otros: Pueden llegar a viajar para conseguir el don de la magia y luego instruirse en una torre, pero, volverán a sus tierras al fin y al cabo. No puede vivir rodeados de gente.
Conocidos de la trilogía: Ydeon




-Yan:
Dios: Aldun, dios del fuego.
Bando: Sangrecaliente
Apariencia: Gentes del desierto. Van tapados de arriba y abajo con algo parecido a mantas de cuero. Sus ojos suelen ser rojos, de ahí ‘’yan de mirada de fuego’’. Su piel es secas, y algo arrugada, pero suelen guardar un rostro bello tras la manta que las cubre la cara. Son más bajos que un humano, y adoran a los dragones por encima de todo. Su pelo, suele tener tonos rojizos y cobrizos, y siempre lo llevan dividido en trencitas, que guardan también bajo los ropajes.
Cultura: Adoran al dios Aldun. Por tradición, o por enseñanzas, siempre van tapando todo su cuerpo, dejando solo a la vista manos y ojos. Se trenzan el pelo, ya sea por evitar el calor, o por cultura. Usan el lenguaje idhunita, pero hablan muy rápido. Tan rápido que todas las palabras que dicen, se van mezclando, haciendo solo una palabra única.
Hábitat: Residen en el sur de Idhún, en El desierto de Kash-Tar. Viven en poblados, normalmente cerca de oasis o a los bordes del desierto. Conocen muy bien el desierto, y todos sus puntos.
Psicología: Son muy nerviosos, de ahí su rapidez al andar y su forma de hablar. Conocen todas sus tierras de palmo a palmo, y se les reconoce como ermitaños del desierto, ya que casi nunca abandonan este. Son listos, y astutos.
Poderes: Aguantan muy bien las altas temperaturas. Son muy sanguinarios en cuanto es a matar sheks, y ellos no los han acogido muy bien entre las razas de Idhún. Tienen poder para cambiar la temperatura de los objetos (solo para aumentarla).
Otros: Realizan contrabando, ya que mienten productos ilegales en Vanissar, para luego venderlos a precios bajos. En el desierto, están montadas varias guerrillas, que se encargan la matanza de sheks, y son eficaces.
Conocidos de la trilogía: Kimara (Aunque era mestiza)




-Varu:
Dios: Neliam, diosa del océano.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: De los varu existen varias subrazas, aunque no son nombradas ni diferenciadas, por no montar un caos. Son humanoides, con cuerpo escamoso como un pez, que tienen el pelo formado por una especie de alga, y aletas en brazos y piernas. Tienen branquias, con lo que respiran en el agua, pero también pulmones, con lo que pueden aguantar en la superficie. Si salen del agua, deberán mojarse de vez en cuando, para no morir por resequez. No tienen cuerdas vocales, y se comunican por la mente.
Cultura: Sus ciudades son submarinas, y han adaptado un sistema de transporte para meter a los ‘’pielseca’’ en su mundo. Hablan idhunita, aunque su forma de comunicación no sea precisamente hablar. Pueden emitir unas vibraciones a mentes individualmente o en colectivo, con las que se forman frases, y palabras entendibles.
Hábitat: Viven bajo el agua, en sus ciudades, o con los pielseca, pero mojándose de vez en cuando. Sus ciudades se llaman: Dagledu, Glesu, Blenu y Teli, formando todas ellas el Reino Oceánico.
Psicología: Son respetuosos y amables, y casi todos dirigen su futuro hacia los oráculos, formándose como sacerdotes. Viven un poco atemorizados por una piedra maldita que cayó en su océano en la antigüedad, y que emite muy malas vibraciones. Les gusta la compañía, y nadar libremente.
Poderes: Poder telepático. Poder para mover, remover aguas a voluntad. Sentido del oído muy desarrollado.
Otros: La piedra maldita les acecha en el fondo del océano. Saben que son lo único que puede destruir a los sheks, así que la protegen de cualquier saqueador, sea yan, Szish o cualquier raza superior.
Conocidos de la trilogía: Gaedalu




-Celeste:
Dios: Yohavir, dio del aire.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Seres de aspecto frágil. Su piel es de tonos azules, y una piel realmente suave. Son altos, y delgados. No tienen pelo, y su cabeza es un poco más alargada de lo normal. Visten ropas realmente finas, que dejan ver la esbeltez de su cuerpo.
Cultura: Los celestes, son la raza en la que mas sacerdotes se crean. Su temor y odio inevitable a las guerras y muertes, hacen que estos seres sean muy pacíficos, y se reguarden en sus ciudades, o en los oráculos. La peculiaridad de sus edificaciones, es qué sus casas tienen formas ovaladas, y a veces, incluso con nidos.
Hábitat: Viven en Celestia, dividido en las ciudades Rhyrr, Kelesban, Haai-sil y Vaisel.
Psicología: Cariñosos, simples, amables, comprensibles y fieles. Son los seres más pacíficos de Idhún. Evitan las guerras y los conflictos como sea. Son seres no odiados por los sangrefría, ya que son anti guerras. Son discretos, en cuanto los sentimientos que ven en los demás.
Poderes: Única raza que puede ser sacerdote, en cuanto a bendecir parejas. Son los únicos que crían pájaros Haai. Pueden ver los sentimientos de cualquier persona, y sentir ellos mismos esos sentimientos. Pueden ver los lazos que unen a las personas realmente enamoradas. Y solo así las unen en matrimonio. Tienen el poder de levitar.
Otros: Acogen a cualquiera en su casa, y lo sirven de todas las maneras posibles. No tienen ningún sentimiento acerca de la envidia o la vergüenza. Y no se lo piensan a la hora de mostrar sus sentimientos de amor.
Conocidos de la trilogía: Ka-Din, Zaisei



•Subrazas:




-Bárbaro (Derivación de humano):
Dios: Irial, diosa de la luz.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Son humanos, aunque más grandes y abultan mas, por su musculatura. Tienen pinta de estar más mal cuidados, y los hombres suelen llevar barba y son poco limpios. Usan ropajes de lana, y cuero.
Cultura: Se sabe poco sobre su cultura. Son fieros y brutos. Desde pequeños con inculcados en el arte de la guerra, tantos a hombres como mujeres. No se discrimina a nadie. No se conoce ningún mago bárbaro, ya que ellos les gusta luchar cuerpo a cuerpo, sea contra quien sea.
Hábitat: Viven por la parte norte de Idhún, en Shur-Ikail, al oeste de tierras humanas. Viven en cabañas construidas con sus manos, y hechas con pieles y madera del bosque (lo suficiente para que los feericos no se alteren)
Psicología: Son atronadoramente feroces, y les gusta mucho la batalla, sobre todo cuando se trata de cuerpo a cuerpo, son los mejores. Su lucha es bruta, no comparada como la de los caballeros de Nurgón. Aunque, también, suelen darse casos de bárbaros Caballeros de Nurgón.
Poderes: Fuerza enorme, ya desde pequeños. No tendrán defensa, pero su ataque es feroz y atronador. No usan escudo.
Otros: No datos.
Conocidos de la trilogía: No datos.




-Trasgo (Derivación de feérico):
Dios: Wina, diosa de la naturaleza y El Séptimo.
Bando: Sangrefría. (Aunque ellos tengan sangre caliente)
Apariencia: Provienen de los feericos, de la subraza duende. Son pequeños diablillos, de aspecto temible. Su piel es verdasca y sus orejas puntiagudas. Son arrugados, desde que llegan a su edad adolescente, y tienen poco pelo. Se desplazan casi a saltitos.
Cultura: Hablan idioma idhunita, y no se sabe muy bien si adoran a la diosa Wina, pero se les asigna ésta. Son poco listos en cuanto a sentido del mal o del bien, pero son ingeniosos a la hora de fabricar objetos extraños. Les da igual el bosque, y acatan las órdenes de los sheks sin rechistar.
Hábitat: Fueron desterrados del bosque de Awa y del bosque de Alis Lithban cuando empezaron a mutar. Residen en las ciénagas y en el bosque de Trask-Ban.
Psicología: Son traicioneros, mezquinos y rácanos. Son listos a la hora de fabricar, pero de sentido común poco.
Poderes: Poder de fabricación de armas sorprendentes y objetos extrañísimos.
Otros: En la trilogía, Gerde los maneja como monigotes contra la mansión de Ailee.
Conocidos de la trilogía: Ninguno.




-Limyati (Derivación de yan):
Dios: Aldun, dios del fuego.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Son altos y delgados. Se ocultan bajo túnicas grandes al igual que los yan. Su piel es morena, y sus ojos pueden variar de color. Su pelo esta trenzado al igual que los yan, pero muestran colores diferentes.
Cultura: Se sabe poco de ellos. Provienen de la evolución de unos mestizos de humano y yan. Hablan idhuniaco, y suelen hablar normal, pero a veces en momentos de tensión hablan tan rápido como los yan.
Hábitat:
Psicología:
Poderes:
Otros: a
Conocidos de la trilogía:



•Razas superiores:




-Dragón:
Dios: Aldun, dios del fuego.
Bando: Sangrecaliente.
Apariencia: Enormes reptiles escamosos, de grandes proporciones. Existen muchas variedades, cada una con sus rasgos significativos y su color. Tienen grandes alas, con las que vuelan; cuatros patas, que pueden variar, ya que hay especies marinas; una cola larga, que también puede variar en las especies; distintas cornamentas o crestas a lo largo de su cuerpo y una buena dentadura. Tienen unas glándulas en las gargantas, de las que sale un vapor a su boca, y cuando este toca la superficie se transforma en una enorme llamarada. En sus pezuñas, tienen fuertes garras, y en la punta de su cola, puede haber pinchos, o mazos. Las variedades de dragón son muy diferentes.
Colores conocidos y que además presentan un rasgo igual todos ellos (Aunque también hay mezclas, como rojo y azul, en que el dragón sale morado):
-Blanco: Suelen asimilarse a los dragones pacíficos, que no presentan cuernos en su cabeza, si no como dos aletas que pareces orejas. Su cuerpo está bien protegido, y tienen cresta desde la cabeza a la punta de la cola. Sus alas estas unidas por una membrana.
-Negro: Se asimilan a los dragones poderosos y agresivos, aunque delgados. Tienen una buena cornamenta en la cabeza, y no presentan cresta a lo largo de su Columba. Su cola acaba en un gancho, que desgarra muy bien. Tienen buenas garras.
-Azul: Se asimilan a los dragones marinos. Los hay con patas, y membrana para nadar debajo de ‘’los sobacos’’ y los hay con dos o ninguna pata. Al final de su cola, tienen una aleta de sirena. Suelen ser grandes y tener una buena armadura
-Verde: Se asimilan a los dragones que viven en los bosques. Tienen los cuernos hacia atrás, y son pacíficos. Suelen tener una gran masa corporal, y su cola acaba en tres pinchos.
-Rojo: Se asimilan a los dragones que viven en los desiertos, o volcanes. Grandes dragones, con buena cornamenta, pero poco agresivos. En sus alas aparecen en cada extremo un cuerno, y al final de su cola 3 pinchos.
-Dorado: Solo puede existir uno en cada vida. Un dragón dorado significa año de bienes. Cuando este muere, su alma pasa a otra cría, y nacerá otro dragón dorado. Pero nunca habrá dos dorados. Tienen un cuerno a cada lado de la cabeza y hacia atrás. Tienen grandes alas y suelen ser pacíficos.
Como dije anteriormente, no todos los dragones son así. Existen sus mezclas, y todos los rasgos pueden ser diferentes. En la antigüedad, así se supone que los crearon los dioses a cada uno, pero se han ido mezclando, y puede existir cualquier cosa.
Cultura: Los dragones fueron creados por los seis para defender Idhún de los sheks. Cuando expulsaron los sheks hacia umadhún, hubo época de paz, y los dragones quedaron sumidos en un aburrimiento supremo. Cuando los sheks volvieron, aniquilaron a los dragones, haciendo que se extinguieran. Ahora han vuelto, y las cosas están más equilibradas. Su instinto, y para lo que fueron creados, les obliga a atacar a los sheks. Ahora han evolucionado, y pueden llegar a controlarse. Por lo cual, se han dividido en dos grupos. En uno se encuentran los dragones que reprimen sus instintos, en el otro, los que matan sheks por diversión. Estos se han dividido, y mantienen un estrecho contacto. Hablan idhuniaco, y usan sus propias cuerdas vocales para comunicarse. Todos tienen la voz ronca.
Hábitat: Viven al Sur de Idhún, en Awinor, aunque ahora han emigrado hacia otros lugares de Idhún, como bosques, cuevas marinas, cuevas en las rocas, o cuevas en los desiertos. No soportan bajas temperaturas, así que el Anillo de Hielo ni lo tocan.
Psicología: Como dije anteriormente, fueron creados para matar. Por lo cual, su instinto les obliga rotundamente a atacar a los sheks. Algunos han evolucionado, reprimiendo sus instintos. Ahora evitan los máximo a los sheks, y son los guardianes de las criaturas de los seis. Suelen ser torpes, toscos y agresivos.
Poderes: Aliento de fuego. Pueden volar. Capacidad para hablar con cuerdas vocales. Buena memoria, capacidad para recordar y viven muchos millones de años.
Otros: Hace poco, un extraño feerico, invento una maquina con la que poder traer un alma muerta y entregársela a quien quiera. Con lo cual, ha aparecido una variante de razas, el híbrido. Éste puede desear tener el cuerpo de un dragón. Con esto se ha podido traer de nuevo esta raza a Idhún.
Conocidos de la trilogía: Yandrak





-Shek:
Dios: El Séptimo.
Bando: Sangrefría.
Apariencia: Enormes reptiles escamados, con aspecto de serpiente. Son enormes y muy largos. Se desplazan arrastrándose. Tienen unas fuertes alas, y se deslizan por el aire moviéndose en eses. Sus colmillos tienen un poderoso veneno, que inutiliza al enemigo en cuestión de minutos.
Cultura: Fue creado por el séptimo, para defender a sus criaturas de los dragones. Sienten un odio irracional hacia ellos, con lo cual, pierden su inteligencia y su elegancia, al ver a un dragón. Hablan en idhuniaco y en idioma szish. Carecen de cuerdas vocales, y solo pueden pronunciar silbidos. Se comunican a través de la mente siempre y que mantenga una comunicación entre ambas mentes.
Hábitat: Viven en las cuevas del Anillo de hielo, ya que necesitan un lugar frio y húmedo para vivir. Odian el calor.
Psicología: Seres muy inteligentes, astutos, y de una elegancia extrema. Pueden manipular mentes, y son una raza extraordinaria. Cuando ven un dragón, pierden todo esto, y se vuelven brutos y rudimentarios.
Poderes: Veneno shek. Aliento helado para auto curarse heridas. Pueden volar. Comunicación mental. Poder hipnótico, de petrificación, y manipular mentes.
Otros: Fueron expulsados de Idhún, pero a su vuelta acabaron con todos los dragones y unicornios, obligándolos a extinguirse. También existen muchos híbridos de shek.
Conocidos de la trilogía: Kirtash, Ziesel




-Unicornio:
Dios: Irial, diosa de la luz. (o eso al menos se supone)
Bando: No pertenecen a ninguno (aunque su sangre es caliente)
Apariencia: Tienen la apariencia de un caballo, blanco como un perla y crines blancas, o de color de variante del gris. Son puros y ligeros como las plumas, pero rápidos como el rayo. Son valorados muchísimos. En medio de su frente, le sale un cuerno blanco, con el que conceden magia. Son animales muy sagrados.
Cultura: Los dioses los crearon para que movieran la magia que mueve el mundo, y la renovasen continuamente. Si no, quedaría colapsado, y se iría muriendo poco a poco, como nuestra tierra. Viven en la soledad, y no se sabe mucho de ellos. Se piensa que viven en manadas pequeñas, o a lo mejor viven en algún lugar secreto creado por ellos. Llevan en la sangre el don de la magia, y sienten la necesidad de entregar su don continuamente, pero solo a personas que se lo merezcan.
Hábitat: Viven principalmente en El Bosque de Alis Lithban, pero se han avistado también en el bosque de Awa. Su hábitat son los bosques, y a no ser un hibridez, nunca salen de allí.
Psicología: No se sabe mucho de ellos, ya que no se dejan ver, y solo acuden a ti cuando te van a conceder la magia. Las personas hibridas de ellos, suelen ser personas tiernas, mimosas y agradables. Te ayudaran en todo lo posible, y no harán daño a ninguna cosa.
Poderes: Conceder magia. Teletransporte con la luz. Se comunican a través de cuerdas vocales. Elegancia y sutileza. Pueden curar. Capacidad para esconderse.
Otros: Se extinguieron junto con los dragones, cuando los sheks entraron por el portal. Gracias a la hibridez, esta raza a seguido adelante. Existen dos cuernos aparte, y los guardan las dos grandes torres de hechicería de Idhún. Con ellos se puede conceder la magia, pero no es tan natural como cuando te la concede un unicornio. Además, todos desean ver la belleza de un unicornio con sus propios ojos.
Conocidos de la trilogía: Lunnaris
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.