Edición de la ficha de Irkan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Edición de la ficha de Irkan

Mensaje  Irkan el Miér Ene 04, 2012 4:36 pm

Motivo del cambio: Mejorar la ficha y añadir un poco de información

Código:

[b]Nombre:[/b] Irkan d'Ayora
[b]Edad:[/b] 16
[b]Sexo:[/b] Hombre
[b]Descripción física:[/b] Irkan es un joven de tez morena, bruñida por el sol que se cuela entre las ramas. Es de estatura similar a la de un humano corriente de su edad, cerca del metro ochenta. Tiene el pelo verde hoja, corto y alborotado, y los ojos verdes color de olivo, un recuerdo del color de los bosques que tanto ama. Viste con una túnica gris que lleva desde que consiguió el grado de Archimago.
[b]Foto[/b]
[img]http://www.imagengratis.org/images/fotofe6sf.jpg[/img]
[b]Descripción Psicológica:[/b] Un chico tímido y callado, amante de la soledad, prefiere dejar los pies
colgando de una de las ventanas de la torre de Derbhad a mantener una conversación. Aún así, es un leal compañero si consigues abrirte paso hasta su corazón, un camino arduo y difícil, pues le da miedo querer a alguien sabiendo que le puede perder. Le gusta escribir y muchas veces habla como si estuviese escribiendo un poema, disfruta usando palabras que nadie entiende o crear sarcasmos imperceptibles de los que solo él se ríe.
[b]Habilidades:[/b] Es hábil con la esgrima, aunque sus movimientos son algo distintos de los de alguien entrenado.
Tiene una gran facilidad para realizar hechizos
Es un gran ocarinista, toca música relajante y dulce, que atrae a los demás a relajarse entre las notas de sus placenteras melodías.
[b]Defectos:[/b] Es demasiado tímido y tiene algo de miedo a darlo todo de si mismo.
Se pierde en todas partes (menos en el bosque de Awa), y es incapaz de leer un mapa o una brújula.
[b]Aficiones:[/b] El arte. Es pintor, músico, cantante, bailarín, escritor y lector. Nunca sale sin su ocarina, pero tampoco sin su espada, pues también es amante de la esgrima.
[b]Cosas que odia:[/b] La envidia. Odia la gente que quiere ser como los demás o que quiere tener lo que los demás, siempre ha creído que cada uno nace tan perfecto como otro.
La oscuridad. Siempre necesita ver.
[b]Pasado:[/b] Irkan d’Ayora, hijo de una feérica llamada Lunnan y hermano gemelo de Asleya. Tubo, al igual que su hermana, un encuentro poco afortunado con la vida, naciendo entre unos árboles en el bosque de Awa dónde se escondía Lunnan, trayendo a sus hijos al mundo sin ayuda y escondida. Lunnan venía de la torre de Kazlunn de visitar a su primo, donde los dioses jugaron mal sus cartas y la joven feérica cayó en manos de un joven aprendiz cuyos sentimientos se vieron desbordados por la belleza abrumadora del hada, de pelo color de musgo y ojos negro como el pecado que se concibió aquel día, cuándo el aprendiz se llevó al lecho a la dama de la que había quedado prendido.
Fruto de ese encuentro nacieron Irkan y Asleya. Irkan desarrolló un sentido de protección hacia su hermana, por lo que decidió aprender el arte de la esgrima. Pero no era para él más que un entrenamiento, pues peleaba contra nada con una rama que había tallado en forma de espada, y una excusa perfecta para escaparse a un claro donde disfrutaba de la compañía del bosque. En ese claro era donde pasaba el día y a veces la noche entre las ramas de un ancho árbol que se convirtió en su hogar. Y fue en ese claro donde un día presenció como la belleza se materializaba ante sus ojos, convirtiéndose en un ser blanco que se le acercaba sorteando raíces con una agilidad y un donaire sobrehumanos: un unicornio. La criatura se le acercó grácil y posó sobre el hombro de un niño de seis años su cuerno perlino. Y el joven no pudo evitar mirarle a los ojos, unos ojos castaños y más brillantes que cualquiera de los tres soles o las tres lunas, que a su vez miraban sus ojos color de aceituna rebosantes de pureza. Y así el pequeño Irkan se convirtió en mago.
Pocos días después de su encuentro con el unicornio, Irkan marchó hacia la torre de Derbhad a lomos de un pequeño caballo, mirando hacia la familia que dejaba atrás con una sonrisa ausente y una mirada confusa en sus ojos: no sabía si sentirse triste o afortunado. En la torre resultó ser un buen mago, pero muy tímido. Demasiado. Le daba miedo usar su poder pero poco a poco se irá acostumbrando a su nueva vida. Años después de su encuentro con el unicornio, Irkan ya ostentaba con orgullo el grado de Archimago.

Spoiler:

Nombre: Irkan d'Ayora

Edad: 16

Sexo: Hombre

Descripción física: Irkan es un joven de tez morena, bruñida por el sol que se cuela entre las ramas. Es de estatura similar a la de un humano corriente de su edad, cerca del metro ochenta. Tiene el pelo verde hoja, corto y alborotado, y los ojos verdes color de olivo, un recuerdo del color de los bosques que tanto ama. Viste con una túnica gris que lleva desde que consiguió el grado de Archimago.

Foto


Descripción Psicológica: Un chico tímido y callado, amante de la soledad, prefiere dejar los pies colgando de una de las ventanas de la torre de Derbhad a mantener una conversación. Aún así, es un leal compañero si consigues abrirte paso hasta su corazón, un camino arduo y difícil, pues le da miedo querer a alguien sabiendo que le puede perder. Le gusta escribir y muchas veces habla como si estuviese escribiendo un poema, disfruta usando palabras que nadie entiende o crear sarcasmos imperceptibles de los que solo él se ríe.

Habilidades: Es hábil con la esgrima, aunque sus movimientos son algo distintos de los de alguien entrenado.
Tiene una gran facilidad para realizar hechizos
Es un gran ocarinista, toca música relajante y dulce, que atrae a los demás a relajarse entre las notas de sus placenteras melodías.

Defectos: Es demasiado tímido y tiene algo de miedo a darlo todo de si mismo.
Se pierde en todas partes (menos en el bosque de Awa), y es incapaz de leer un mapa o una brújula.

Aficiones: El arte. Es pintor, músico, cantante, bailarín, escritor y lector. Nunca sale sin su ocarina, pero tampoco sin su espada, pues también es amante de la esgrima.

Cosas que odia: La envidia. Odia la gente que quiere ser como los demás o que quiere tener lo que los demás, siempre ha creído que cada uno nace tan perfecto como otro.
La oscuridad. Siempre necesita ver.

Pasado: Irkan d’Ayora, hijo de una feérica llamada Lunnan y hermano gemelo de Asleya. Tubo, al igual que su hermana, un encuentro poco afortunado con la vida, naciendo entre unos árboles en el bosque de Awa dónde se escondía Lunnan, trayendo a sus hijos al mundo sin ayuda y escondida. Lunnan venía de la torre de Kazlunn de visitar a su primo, donde los dioses jugaron mal sus cartas y la joven feérica cayó en manos de un joven aprendiz cuyos sentimientos se vieron desbordados por la belleza abrumadora del hada, de pelo color de musgo y ojos negro como el pecado que se concibió aquel día, cuándo el aprendiz se llevó al lecho a la dama de la que había quedado prendido.
Fruto de ese encuentro nacieron Irkan y Asleya. Irkan desarrolló un sentido de protección hacia su hermana, por lo que decidió aprender el arte de la esgrima. Pero no era para él más que un entrenamiento, pues peleaba contra nada con una rama que había tallado en forma de espada, y una excusa perfecta para escaparse a un claro donde disfrutaba de la compañía del bosque. En ese claro era donde pasaba el día y a veces la noche entre las ramas de un ancho árbol que se convirtió en su hogar. Y fue en ese claro donde un día presenció como la belleza se materializaba ante sus ojos, convirtiéndose en un ser blanco que se le acercaba sorteando raíces con una agilidad y un donaire sobrehumanos: un unicornio. La criatura se le acercó grácil y posó sobre el hombro de un niño de seis años su cuerno perlino. Y el joven no pudo evitar mirarle a los ojos, unos ojos castaños y más brillantes que cualquiera de los tres soles o las tres lunas, que a su vez miraban sus ojos color de aceituna rebosantes de pureza. Y así el pequeño Irkan se convirtió en mago.
Pocos días después de su encuentro con el unicornio, Irkan marchó hacia la torre de Derbhad a lomos de un pequeño caballo, mirando hacia la familia que dejaba atrás con una sonrisa ausente y una mirada confusa en sus ojos: no sabía si sentirse triste o afortunado. En la torre resultó ser un buen mago, pero muy tímido. Demasiado. Le daba miedo usar su poder pero poco a poco se irá acostumbrando a su nueva vida. Años después de su encuentro con el unicornio, Irkan ya ostentaba con orgullo el grado de Archimago.
avatar
Irkan
Señor de la Torre
Señor de la Torre

Mensajes : 1190
Puntos : 738
Fecha de inscripción : 07/08/2011
Edad : 21
Localización : Drackwen

Datos
Su personaje es: Irkan d'Ayora, mestizo feérico humano, Archimago (magia telúrica)
Trabaja de: Maestro de la Torre
Pertenece a: UUPSC Miembro #1, CDI Miembro #3

Volver arriba Ir abajo

Re: Edición de la ficha de Irkan

Mensaje  Invitado el Dom Ene 15, 2012 2:34 pm

Modificada Very Happy
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.